Querétaro, Qro. Ante la reducción presupuestaria que este 2019 presentaron los fondos federales para el sector agropecuario, la delegación Querétaro de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) pugnará por un aumento en las partidas presupuestadas del 2020.

En el 2019, el presupuesto autorizado en concurrencia es de cerca de 90 millones de pesos, mientras que en el 2018 rondó en aproximadamente 200 millones, que implica una reducción de 55 por ciento.

El encargado de despacho de la delegación de Sader, José Manuel Hernández Gaytán, destacó que se planteará a la Federación que para el ejercicio 2020 se considere el presupuesto del 2018.

“Estamos haciendo el planteamiento a oficinas centrales de las necesidades que se presentan en el estado para que en este proyecto del presupuesto se tome en cuenta esto para que se aumente el apoyo en concurrencia para el estado de Querétaro (...) Yo pensaría que regresar al que teníamos en el 2018, 200 millones de pesos”, indicó.

La planeación del presupuesto 2020, dijo, también deberá concertarse en las cámaras de Diputados y de Senadores, con quienes organizaciones campesinas ya han comenzado a sostener reuniones.

“La planeación para el presupuesto 2020 se ve en las cámaras, precisamente muchas de las organizaciones agropecuarias del estado han tenido reuniones con los diputados y senadores del estado para que planteen las necesidades de incrementar el recurso en apoyo al campo, y cuando menos regresemos a lo que teníamos anteriormente”, refirió.

El recurso asignado del 2019 fue distribuido en 40 millones de pesos para desarrollo rural y el resto para programas agrícolas y pecuarios.

En cuanto a recursos de ejecución directa, Hernández Gaytán refirió que ya se recibieron solicitudes de proyectos y se prevé que el martes 13 de agosto se emitan las primeras autorizaciones. Se estima que en el estado se recibieron cerca de 200 solicitudes para recibir recursos.

Explicó que uno de los programas que sigue vigente es el especial de energía para el campo en materia de uso agrícola, con el cual son beneficiarios productores que cuentan con pozos agrícolas de bombeo.

Inconformidad

En este contexto, organizaciones campesinas estatales han externado inconformidad con los ajustes presupuestales que han impactado al sector.

El presidente de la Unión Ganadera Regional de Querétaro (UGRQ), Alejandro Ugalde Tinoco, señaló que al cierre de año la organización realizará un balance de las afectaciones que haya generado la reducción presupuestaria.

La UGRQ contabiliza que en la entidad hay 17,000 productores de ganado, de los cuales 70% son pequeños productores con menos de 10 cabezas de ganado, siendo este segmento el más vulnerable ante los cambios.

El dirigente estatal de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas, Óscar Gutiérrez, expuso que el 2019 ha sido complejo para el sector, dado que además de los recortes federales, al inicio de año hubo retrasos en las temporadas de lluvias.

Agregó que se ha retrasado la entrega de fertilizantes, así como la ejecución del Programa de Apoyos para Productores de Maíz y Fríjol, del Programa del Fondo para el Apoyo a Proyectos Productivos en Núcleos Agrarios y del Componente de Apoyo para la Productividad de la Mujer Emprendedora.

[email protected]