La inversión japonesa en el estado se disparó 255% durante el 2013, en su comparación anual, y este año no será la excepción, primordialmente para el sector automotriz.

De acuerdo con los registros de Inversión Extranjera Directa, los capitales provenientes de Japón pasaron de 30.6 millones en el 2012 a 108.9 millones de dólares en el 2013.

Ayer, dos firmas japonesas del sector automotriz inauguraron sus instalaciones en el Parque Industrial Querétaro (PIQ) con una inversión total aproximada de 113.7 millones de dólares; se trata de Hitachi Automotive Systems y Sansho Mexicana.

Kunihiko Ohnuma, presidente del Consejo de Administración de Hitachi Automotive Systems, destacó la inversión realizada por la empresa japonesa en la nueva planta la tercera de la firma en el estado , que asciende a 110 millones de dólares al 2015, así como la generación de 520 a 580 empleos para el 2016.

En este momento hemos establecido una nueva planta en Querétaro, para aprovechar el desarrollo hacia el futuro en los mercados mexicanos, y para fortalecer la demanda en América, usando el tratado preferencial de comercio , enfatizó el presidente de la compañía.

Ohnuma expuso que la planta iniciará en abril próximo, con la fabricación de productos de suspensión a gran escala y, en mayo, comenzarán con productos de frenado, para continuar expandiendo su actividad.

De esta forma, estimó que para el 2018, la empresa logrará triplicar sus ventas para este complejo industrial.

Posteriormente, Sansho Mexicana, dedicada a la inyección de plástico de termo-fijos, así como piezas de elaboración más compleja en el sector automotriz, inauguró su planta, con 48.7 millones de pesos en el mismo complejo industrial.

Ésta es la primera planta de la firma japonesa en México, en la que se generarán 120 empleos para los próximos dos años.

Actualmente, cuenta con tres plantas de producción en Japón.

SECTOR DINÁMICO

El sector automotriz en el estado buscará consolidarse este año, luego de que en el 2013 cerrara con una inversión aproximada de entre 450 a 500 millones de dólares de inversión, aseguró Marcelo López Sánchez, secretario de Desarrollo Sustentable (Sedesu).

Tenemos un registro de aproximadamente 900 millones de dólares de inversión total captada en el estado, según cifras de la Sedesu; de eso, alrededor de 50% fue inversión automotriz. En el número de empresas, tuvimos 45 proyectos registrados en total, de los cuales 25 fueron del sector , dijo.

Este año, la Sedesu tiene previstos alrededor de 40 proyectos de inversión en materia automotriz. El reto, agregó, es la integración a la cadena de los proveedores locales.

EFECTO DE HONDA Y MAZDA IMPACTARÁN A QUERÉTARO

Más de 400 empresas instaladas en Querétaro se verían beneficiadas por el inicio de operaciones de las plantas armadoras de Honda y Mazda en Guanajuato, de acuerdo con la Sedesu.

Marcelo López Sánchez, secretario de la dependencia, consideró que las recién inauguradas armadoras de origen japonés dinamizarán la producción de autopartes para el sector automotriz en la región centro de México.

Lo anterior, dijo, tendrá un impacto importante en Querétaro, al ser uno de los principales proveedores de autopartes a nivel nacional.

De esta manera, hasta 350 empresas proveedoras de segundo nivel con presencia en el estado tendrían posibilidades de participar con ambas armadoras, cifra a la que se sumarían 65 proveedores de primer nivel.

Lo más importante para nosotros es seguir consolidando la integración de los proveedores locales, para que se incorporen a la cadena de proveeduría , sostuvo.

Para muestra, adelantó López Sánchez, se pretende reforzar la colaboración con la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), con el fin de que la proveeduría nacional sea parte del boom automotriz.

A medida que las armadoras consoliden su presencia en la zona centro, también crecerá el sector automotriz en la región, auguró el funcionario.

Desde que se inició la construcción de estas plantas han llegado a Querétaro 20 empresas japonesas (…), la industria sigue y seguirá creciendo. El año pasado, México llegó a una producción anual cercana a los 3 millones de vehículos; se calcula que hacia finales de esta administración podríamos estar llegando a producir cerca de 5 millones de vehículos , expuso.

En su momento, el subsecretario de Desarrollo Económico de la Sedesu, Juan Carlos Ituarte Zarza, destacó que la producción de autopartes en el estado se ha orientado hacia piezas más complejas y de mayor valor agregado, lo que se traduce en inversiones más fuertes y capacidades del personal más avanzadas. (Con información de Lourdes Durán Peñaloza)