El estado de Querétaro se ubica como la mejor entidad del país respecto del nivel de deuda pública por habitante, de acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco).

En el Índice de Competitividad Estatal (ICE) 2014: Las reformas y los estados , que elabora el organismo, el estado se ubicó en el primer sitio en dicho indicador, con un valor de 655.05 pesos per cápita, según datos del 2012 que considera el Imco para su estudio más reciente.

La entidad pasó de la cuarta posición en el índice del 2010, con un nivel de 698.79 pesos, al primer lugar en el 2012.

Junto con Querétaro, los estados de Guerrero y Morelos fueron las entidades que tuvieron una deuda menor a 1,000 pesos per cápita.

Guerrero, por su parte, registró un nivel de deuda pública per cápita de 691.77 pesos en el ICE del 2014, mientras que el de Morelos fue de 813.17 pesos.

Asimismo,en lo que respecta a la deuda pública como porcentaje de ingresos garantizables -que se refiere a la deuda pública como porcentaje de las participaciones federales-, Querétaro se ubicó en el segundo lugar nacional según el Instituto Mexicano para la Competitividad, con 21.26 puntos.

En este caso, el estado avanzó cuatro posiciones, luego de que en el índice del 2010 registrara 31.03 por ciento.

En cuanto al costo promedio de la deuda, la entidad, junto con Hidalgo, Puebla y Veracruz, es uno de los únicos cuatro estados que tienen tasas de interés nominal promedio inferiores a 5.5%, añade el estudio del instituto.

Objetivo

Germán Giordano Bonilla, secretario de Planeación y Finanzas de Querétaro, aseguró que uno de los objetivos principales de la actual administración ha sido el manejo responsable de la deuda pública, la cual se ha mantenido bajo un control constante.

Los especialistas del Imco consideraron que en términos generales, los estados tienen que ajustar su presupuesto para evitar el crecimiento en el tiempo de la deuda pública a su cargo.

La operación con déficit del gobierno es una hipoteca sobre el bienestar futuro de los habitantes de los estados, por lo que una menor demanda de crédito debe reducir las tasas en el tiempo y permitir que el endeudamiento público estatal se acerque en costo al endeudamiento soberano de México.

[email protected]