Querétaro, Qro. Durante el tercer trimestre del 2017, la informalidad laboral en el estado alcanzó 47% de la población ocupada, por lo que reportó un alza de 0.3 puntos porcentuales respecto a 46.7% registrado en el segundo trimestre.

Mientras que en el comparativo anual el incremento es de 2.7 puntos porcentuales respecto a 44.3% de la informalidad reportada en el tercer trimestre del 2016, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Aunque el estado se posiciona como uno de los que más genera empleo, también se enfrenta al aumento de la informalidad.

La intensificación de la informalidad laboral en la entidad podría estar siendo impulsada por factores como la subocupación y el crecimiento en la demanda laboral, planteó la delegada en Querétaro de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Viviana Barbosa Bonola.

El incremento de esta tendencia puede deberse a que los trabajadores recurren a un segundo empleo para tener mayores ingresos. Esta segunda ocupación suele estar ligada al empleo informal, explicó.

“Un factor que puede determinar el tema de la informalidad es el subempleo —independientemente de que se esté generando ocupación—; la gente se subemplea para completar los gastos, entonces el subempleo genera informalidad. Muchas veces el subempleo no es formal, entonces la (informalidad) se nos mueve un poco”, expuso Barbosa Bonola.

La tasa de subocupación fue de 0.9% de la población ocupada en el segundo trimestre del 2017, mientras que para el tercer trimestre del mismo año avanzó a 1.2%, señala el Inegi.

A lo anterior se suma el incremento de la demanda laboral en el estado, fenómeno en el que influye tanto la migración de nuevos habitantes como el incremento de la población joven.

Dentro de la población ocupada en el estado, 29% corresponde a personas de 14 a 29 años; en mayor proporción, cuya edad oscila entre 20 a 29 años.

Además, se estima que diariamente llegan al estado entre 67 y 68 nuevos habitantes, de acuerdo con información de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu).

inspecciones

En este contexto, la delegada de la STPS añadió que durante el 2017 la dependencia realizó 2,000 inspecciones en centros laborales del estado, tanto ordinarias como extraordinarias.

Tras tomar la titularidad de la dependencia —a finales del 2017—, la delegada informó que la entidad presenta rezago en la ejecución de procesos administrativos sancionadores. Éste es uno de los retos que enfrenta la Secretaría.

Asimismo, adaptarse a la transición que implicará la reforma a la justicia laboral es otro de los retos que emprenderá el organismo, declaró la delegada en Querétaro de la STPS.

Los objetivos de la delegación para el 2018 se centran en cuatro acciones: democratización de la productividad;  fomento del empleo formal; salvaguardar los derechos de los trabajadores a través de las inspecciones; e impulsar la capacitación, en materia de seguridad y salud en el trabajo.

viviana.estrella@eleconomista.mx