Querétaro, Qro. La economía queretana enfrenta una serie de claroscuros en vísperas de concluir el año, marcados principalmente por las proyecciones que plantean un menor ritmo de crecimiento.

El presidente en Querétaro del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), Gerardo Proal de la Isla, expuso que el estado cierra un difícil año, en el que se prevé un crecimiento por debajo de la proyección estatal de 4 por ciento.

La entidad, dijo, ha mostrado algunos indicadores negativos y con tendencia a la baja; sin embargo, agregó que también hay elementos positivos, como la generación de empleo.

De acuerdo con información del Instituto Mexicano del Seguro Social en el periodo enero-octubre en la entidad se generaron 44,582 empleos formales (en cuarto lugar nacional); aunado a que el incremento anual de 5.8% en trabajos asegurados durante octubre, ubicó a la entidad en la tercera posición del país.

“En el caso local de Querétaro, algunos otros indicadores muestran que, no obstante, hay una tendencia un poco a la baja, tenemos situaciones positivas. Se ha logrado mantener una sinergia importante en cuanto a todos los actores económicos para generar no sólo el tema de inversión, sino a pesar de que puede haber, en ocasiones, indicadores como reducción de empleos, también, hay una rápida recuperación”, abundó Proal de la Isla.

Ante este escenario, destacó que es necesario consolidar estrategias estatales y locales que fomenten la atracción de inversiones, con la finalidad de revertir el bajo ritmo que crecimiento que pudiese presentarse el próximo año.

Los retrasos en la ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) —que solamente ha sido avalado por el Congreso mexicano— es otro de los factores que ha impactado en la actividad económica, ya que la falta de aprobación ha inhibido inversiones.

“Al no haberse firmado todavía el T-MEC, esto inhibe, de alguna manera, parte de la inversión extranjera necesaria para continuar con este ritmo de crecimiento; asimismo, esto está afectando uno de los rubros más importantes, que es el sector de la industria automotriz”, añadió.

Consolidación del bloque

Frente a esta coyuntura, la consolidación de la Alianza Centro-Bajío-Occidente se aprecia como un elemento positivo y alterno para la atracción de capitales hacia la región.

“Entonces, se requiere que hayan factores externos que apoyen este tema de las inversiones, como la alianza, aunque por algunos elementos no se podrían alcanzar todas las metas. Sin embargo, tenemos la confianza de que a partir de aspectos como el tema del corredor, podamos con esto atraer algunas otras inversiones que puedan sustituir en lo que finalmente tenemos definiciones claras”, refirió.

En relación con el menor ritmo de crecimiento que ha reportado el estado en los primeros dos trimestres del año, el presidente del IMEF Querétaro señaló que ante la variedad de actividades económicas del estado, se prevén condiciones para que no sea drástico el menor ritmo de crecimiento que se reporte al cierre del 2019.

“Sentimos que en la entidad se pueden dar condiciones para que no caiga más y adicionalmente hay otros temas que tiene que ver con servicios, la cuestión de corporativos, el tema del turismo, en la sustitución de algunos destinos, aquí se ofrecen mejores condiciones; entonces, poco a poco, sabemos que en conjunto las cosas pueden permitir que no tengamos un panorama tan difícil como el que se espera en el ámbito de la región”, puntualizó.

Durante el periodo abril-junio del 2019, la actividad económica de la entidad disminuyó 0.7% a tasa trimestral desestacionalizada, el nivel más bajo en los últimos dos años, según información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

[email protected]