La participación del Producto Interno Bruto (PIB) de Querétaro en la economía del país pasó de 1.91% en el 2009, a casi 2.1% en el 2014, informó Marcelo López Sánchez, secretario de Desarrollo Sustentable (Sedesu) del estado.

Lo anterior, dijo, debido a la dinámica productiva que se ha generado en el estado, principalmente en sectores de mayor valor agregado, y que ha superado el avance en otras entidades de la República.

El funcionario estatal manifestó que el crecimiento económico promedio del 2010 al 2014 de Querétaro es de 5.4%, el tercero más alto a nivel nacional, solamente por debajo de Coahuila y Sonora, que registran 6.6 y 5.9%, respectivamente.

De esta forma, comentó que la proyección para la entidad para este año continúa en un avance de 4.7%, a partir de los últimos datos registrados por el Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), siendo el quinto estado con el mayor crecimiento económico a nivel nacional.

Durante el segundo trimestre del 2014, las entidades federativas que en el conjunto de sus actividades económicas observaron los incrementos anuales más importantes fueron: Aguascalientes, con 8.6%; Zacatecas, 5.7%; Guanajuato, con 5.1%; Tabasco, 4.8%; Querétaro, 4.6%; Guerrero, 4.3%; Durango, 4.2%, y Michoacán, con 4.1 por ciento.

Estrategia de crecimiento

El titular de la Sedesu refirió que para lograr estos avances, la dependencia a su cargo trabajó en diversas acciones de vinculación y promoción de inversión.

En el 2014, la Secretaría de Desarrollo Sustentable concretó 52 proyectos de inversión, por un total de 28,900 millones de pesos.

López Sánchez comentó que en el área de desarrollo empresarial, la Secretaría llevó a cabo diversos encuentros de negocios, donde se generaron alrededor de 300 citas, con una bolsa de recursos de 50 millones de dólares.

Adicional a ello, a lo largo del año pasado se realizaron otro tipo de encuentros, entre ellos algunos dentro del Programa de Desarrollo de Proveedores de la Sedesu, donde se beneficiaron 37 compañías, con cuatro proyectos.

Asimismo, se impulsó la competitividad de las pequeñas y medianas empresas (pymes), a través de acciones de mejora continua y manufactura esbelta.

En el caso de las pymes, uno de los aspectos que presentaron un impulso importante, fue el apoyo a pequeños y medianos proveedores locales para los sectores automotriz y aeronáutico. Lo anterior, con la colaboración de los integrantes del los clústeres de dichas industrias.

También seguimos trabajando con la empresa de cooperación JICA, del gobierno japonés, que en el 2014 logró desarrollar siete empresas, de las cuales cuatro ya terminaron el curso de integración y tres están en proceso , agregó López Sánchez.

Para este año, de acuerdo con el funcionario local, las estimaciones de apoyo al sector empresarial mantendrán su tendencia, ya que el objetivo de crecimiento para el 2015 es de al menos 5 por ciento.

[email protected]