En Querétaro 55.2% de la población entre 12 y 29 años de edad ha probado bebidas alcohólicas alguna vez en su vida, de igual manera, de acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de la Juventud 2010, el número de bebidas alcohólicas que ingieren por mes los jóvenes son entre tres y cuatro (38.1 por ciento).

Ante esta situación, la doctora en clínica psicoanalítica, Guadalupe Reyes Olvera, docente de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), destacó que actualmente los jóvenes están inmersos en un mundo que no les ofrece nada , ya que es muy complicado acceder a oportunidades de estudio, laborales, de dispersión.

Es bastante complicado poder acceder a esas oportunidades, y ésa es una situación complicada que viven en su familia. (Los jóvenes) ya no tienen cabida en las instituciones educativas, deportivas o educativas; ven hacia delante y ven menos todavía, y eso desalienta, y desesperan , explicó.

La también Secretaria académica de la Facultad de Psicología destacó que el problema no ha sido atendido adecuadamente, pues las estadísticas lo indican.

Querétaro se colocó por encima de la media nacional en cuanto al consumo de bebidas alcohólicas por 5 puntos porcentuales.

Para Guadalupe Reyes Olvera, una de las soluciones sería que todas las instituciones y la sociedad se enfoquen en los aspectos de formación alternativa de los jóvenes, ofrecer aprendizaje de oficios, tareas, y que los programas de prevención estén al alcance de todos, de las comunidades y colonias.

Iniciativas

Ante esto realizó una invitación a las instituciones públicas a acercarse a la UAQ con propuestas de trabajo para la prevención del consumo de bebidas embriagantes.

En cuanto a escenas como la vista en el concierto masivo de la semana pasada, en el que resultaron más de una centena de jóvenes lesionados por riñas, indicó que las autoridades debieron de prever que terminaría de esta manera.

[email protected]