Querétaro, Qro. Frente a la conformación del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2020, instancias gubernamentales de la mano con constructores en Querétaro han comenzado a delinear las obras públicas que se plantearán para ejecutar el próximo año.

Ante la caída que reporta la obra pública en el estado, el presidente estatal de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Álvaro Ugalde Ríos, refirió que hay optimismo en que el siguiente año se reactive la inversión en este segmento de la construcción.

Tanto con los municipios como con el estado, dijo, la cámara colabora en el desarrollo de los proyectos de obra pública.

“Ya hay varios proyectos del estado, de algunos municipios que se han estado formulando, incluso nosotros estamos participando en su momento en algunos proyectos de apoyo para tratar de tener a tiempo los proyectos, nosotros como CMIC, a los diferentes rubros como son los municipios y del estado, hemos ofrecido esa elaboración de los proyectos para que estén completos los expedientes y se pueda aspirar a que los autoricen y nos envíen los recursos federales”, señaló.

La cámara cuenta con un banco de proyectos que ha puesto a disposición de las autoridades, con la finalidad de apoyar en la elaboración de propuestas de obra.

Sin embargo, entre los constructores prevalece la incertidumbre que se generó desde el arranque del año, al percibir un menor flujo de inversión pública, especialmente desde la Federación.

Para el año en curso, contextualizó Ugalde Ríos, se preveía una partida cercana a 1,900 millones de pesos de fondos federales para obra, pero al pasar el primer semestre del año, añadió, sigue sin verse un mayor flujo en la recepción de este recurso.

“Hay una inquietud, la incertidumbre que todavía estamos viviendo hoy; por comentarios que se han dado de manera abierta que ahora sí ya viene la reactivación económica, al menos para nuestro sector que es el que está muy vulnerable”, abundó.

El empresario confió en que la actividad económica de la construcción se reactive durante el siguiente año.

A través de las delegaciones que integran la CMIC a nivel nacional, expuso, han solicitado al gobierno federal que reactive la inversión en la obra pública.

“En la obra pública la inversión ha sido muy poca, sobre todo por lo del gobierno federal, los apoyos del gobierno estatal es lo que se está aplicando para tapar ese déficit. Incluso como sector privado estamos con incertidumbre, a ver cuándo pueden hacer la reactivación que nosotros pedimos, incluso a nivel nacional las delegaciones centralizadas en CMIC nacional es lo que estamos pidiendo al gobierno federal, que reactive la economía del sector”, destacó.

La bolsa de 485,000 millones de pesos, anunciada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para reactivar a la economía, es un factor positivo para los constructores, entorno a la preocupación que enfrenta el sector, refirió Álvaro Ugalde.

A la baja

Durante los primeros cinco meses del año, el valor de la construcción generado en Querétaro ascendió a 4,401 millones de pesos, que significó una disminución anual real de 16.0%, el peor nivel, para un mismo periodo de comparación, desde el 2014, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Este resultado derivó de las caídas en los sectores público (62.5%) y privado (2.5%); por los constantes descensos de la obra pública, entre enero y mayo del 2019 apenas aportó 10.1% del valor total, cuando hace un lustro la participación fue de más de 30.0 por ciento.

[email protected]