Querétaro, Qro. Para impulsar el desarrollo de modelos de movilidad inteligente, la Universidad Aeronáutica en Querétaro (Unaq) cuenta con un proyecto de infraestructura para cimentar un centro de desarrollo para vehículos autónomos, iniciativa que requeriría una inversión de 280 millones de pesos para llevarse a cabo en un periodo de cinco años.

El rector de la Unaq, Jorge Gutiérrez de Velasco Rodríguez, explicó que se trata de uno de los proyectos que la institución educativa tiene en su cartera de propuestas, previendo que pueda evocarse a vehículos autónomos terrestres, aéreos y marítimos.

De acuerdo con el académico, inicialmente se requeriría de una bolsa de al menos 50 millones de pesos para arrancar el proyecto.

Sin embargo, las prioridades para ejercer presupuesto se centrarán en áreas de desarrollo estudiantil. Tal es el caso de la construcción de un centro de integración y desarrollo universitario, el cual es otro de los planes de infraestructura con los que cuenta la universidad.

El centro de desarrollo de vehículos autónomos podría cimentarse en una superficie de 3 hectáreas sobre un predio donado a la universidad, ubicado en el municipio El Marqués.

“En realidad, el término es que sea un centro de desarrollo en vehículos autónomos, que pueden ser terrestres, aéreos o marítimos. Ése es un espacio en el que una de nuestras líneas de desarrollo tiene que ver con la movilidad inteligente, y de hecho hacia allá va el mundo, entonces nosotros estamos metidos en esa parte”, indicó Gutiérrez de Velasco Rodríguez.

Dijo que el proyecto ha sido planteado tanto al gobierno estatal como a la Federación. Sin embargo, para esta propuesta no se prevé una inversión a corto plazo.

La movilidad autónoma es una tendencia creciente a nivel mundial, un ejemplo de ello son las aeronaves no tripuladas o drones, los cuales en el país han comenzado a regular su uso, contextualizó.

“La tendencia en el mundo es trabajar en una movilidad inteligente que provoque conectividad entre un auto, una aeronave no tripulada, celulares, electrodomésticos, y alrededor de esto nosotros nos quisiéramos involucrar, porque tenemos un par de profesores que tienen cierta experiencia en esto”, acotó.

La ubicación del centro sería idónea, debido a que, al estar distante del Aeropuerto Intercontinental de Querétaro (AIQ), permitiría estar lejos de la ruta de aproximación de aeronaves, lo cual es factible para fabricar, adiestrar y probar aeronaves no tripuladas, así como unidades terrestres.

En Estados Unidos, Francia, Rusia y Canadá existen centros semejantes al proyecto queretano, aunque con capacidades y dimensiones diversas a las que se tendrían en la entidad.

Colaboración

El rector de la Unaq precisó que la creación de un centro de mayor dimensión puede comenzar con un proyecto como el que ha generado la universidad, previendo que se entablen colaboraciones con instancias como la Secretaría de Marina, para usar las instalaciones con que cuenta en Antón Lizardo, Veracruz, para llevar a cabo pruebas.

El centro de Estados Unidos es coordinado con la milicia, y cuenta con una superficie de aproximadamente 800 hectáreas, teniendo un espacio confinado que permite volar durante 20 minutos seguido una aeronave.

El objetivo del centro sería convertirlo en un espacio nacional de movilidad inteligente, donde también se desarrollen y fabriquen vehículos, así como hacer pruebas de algoritmos para evasión de obstáculos y de conectividad, entre otras actividades que incluso permitan la colaboración internacional de dicha institución.

En materia de investigación y desarrollo de tecnología, en la entidad radican más de 53 centros especializados en diversas materias, entre centros de investigación públicos y privados, según el Anuario Económico del Estado de Querétaro 2018.

estados@eleconomista.mx