Querétaro, Qro. Para el ejercicio fiscal en curso, en el estado se presupuestaron 8,008 millones de pesos en el rubro de obras y acciones, del Poder Ejecutivo, cifra que representa un alza de 9.9% en relación con el 2018, expone el Presupuesto de Egresos de Querétaro.

Es decir, para el presente año, la cifra representa un incremento de 723 millones de pesos, en comparación con el presupuesto estatal aprobado en el 2019 y que ascendió a 7,285 millones de pesos.

El total de inversión en obras y acciones, para este 2020, de 8,456 millones de pesos, se conforma de una Bolsa de 8,008 millones que se concentran en el Poder Ejecutivo, aunado a 43 millones del Poder Judicial, 106 millones en servicios de salud de estado y 300 millones de pesos de la Comisión Estatal de Infraestructura de Querétaro.

Entre el total de recurso avalado para el rubro de obras y acciones: 15.6% se encuentra etiquetado y 84.4% no está etiquetado, precisa el desglose del Presupuesto de Egresos del estado para el presente año.

Sin embargo, en el apartado de obras y acciones, la inversión pública cayó. En el 2019 se asignaron 2,383 millones de pesos, frente a 1,607 millones en este 2020, es decir, una disminución nominal de 32.6 por ciento.

En el transcurso del 2019, la industria de la construcción reportó constantes caídas en su actividad productiva en el estado.

Durante los primeros 10 meses del 2019, el valor de producción generado en la entidad cayó 13.9% en relación con el mismo lapso del 2018, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Empresas Constructoras, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En tanto, en el periodo de referencia del 2018 este indicador descendió 3.8% y en el 2017 creció 26.5 por ciento.

De manera mensual, a lo largo del 2019, entre enero y octubre se reportaron ocho variaciones negativas anuales; en el último reporte, de octubre, se reportó una reducción de 12.8 por ciento.

El valor de producción en el sector público, también reportó una caída a doble dígito, ya que en los primeros 10 meses del año pasado tuvo una caída de 36.7% anual, mientras el sector privado presentó una tasa negativa de 7.8 por ciento.

La industria de la construcción contribuye con 10% del Producto Interno Bruto del estado, además de registrar aproximadamente 58,000 empleos formales, de acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Sustentable.

[email protected]