Querétaro, Qro. Las pequeñas y medianas empresas (pymes) resultan ser las más vulnerables ante la caída que, en el último año, ha impactado a la industria de la construcción.

El presidente en Querétaro de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Álvaro Ugalde Ríos, explicó que este segmento empresarial representa casi 90% de las empresas aliadas, siendo las pymes las que se han visto más endebles ante el freno que experimenta la obra pública y privada.

“Sí (hay pymes en riesgo), en términos generales en el país y en Querétaro las pymes dentro de la CMIC representan cerca de 85 a 90%, son la gran mayoría y son las que sufren más cuando empiezan a escasear las licitaciones “, declaró.

Entre los socios de la cámara, puntualizó, sólo la mitad están activas operativamente, mientras la otra mitad está en un bajo nivel de productividad. En tanto, dijo, hasta ahora no se han reportado cierres de firmas constructoras.

El sector está a la expectativa de que se active la obra pública a través de los recursos estatales y municipales, dado que, señaló Ugalde Ríos, los recursos federales serán destinados directamente a través de las dependencias de la Federación con representación en la entidad.

Refirió que a nivel nacional la cámara hace un llamado permanente al presidente, Andrés Manuel López Obrador, para que, a través de inversión federal, se reactive a la industria de la construcción.

“Somos 44 delegaciones a nivel nacional, hacemos un llamado al presidente de manera permanente para que reactive la economía de nuestro sector, él mismo ha dicho que la inversión en infraestructura es por donde se permea más rápido en la economía y la generación de empleos; ahora andamos con números negativos en inversión en infraestructura federal”, acotó.

Para el ejercicio fiscal 2020, el Presupuesto de Egresos del estado define una Bolsa de 8,456.4 millones de pesos en el rubro de obras y acciones, cifra que representa un alza de 16% en relación con lo presupuestado en el 2019 para el mismo rubro.

Del recurso estatal que se destinará a infraestructura, se prevé distribuir una Bolsa entre los 18 municipios; sin embargo, este recurso se otorgará de acuerdo con los proyectos que presente cada demarcación, haciendo asignaciones en dos ministraciones, la segunda estará sujeta a que la primera fase se ejecute en el primer semestre del año, de acuerdo con lo referido por el gobernador Francisco Domínguez Servién.

En relación con recursos federales para infraestructura, el centro Querétaro de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) inicia el 2020 con un presupuesto de 600 millones de pesos, es decir, 25% menos que los 800 millones con los que arrancó en el 2019.

No obstante, al cierre del 2019 —y tras gestiones de proyectos— se ejerció una suma total de cerca de 1,120 millones de pesos, por lo que hay expectativas de que en el transcurso del 2020 aumente el presupuesto asignado a la SCT Querétaro.

Cae valor de producción.

El valor de la construcción generado en Querétaro ascendió a 9,486 millones de pesos en el periodo enero-noviembre del año anterior, que significó una caída anual de 14.4%, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

[email protected]