Querétaro, Qro. Para propiciar el desarrollo de la industria aeroespacial, sumar capacidades regionales se visualiza como un planteamiento entre entidades de la zona Bajío-Occidente.

Entorno al objetivo que sigue Guanajuato de potenciar el crecimiento de este sector, la regionalización es una opción para aprovechar oportunidades de negocio, refirió el presidente del Clúster Aeroespacial del Bajío (BJXAerospace), Felipe Briones Soto.

Por tanto, planteó sumar las fortalezas de diversas entidades como Querétaro, Guanajuato, San Luis Potosí e incluso Jalisco, para forjar un corredor aeronáutico en esta zona del país.

Expuso que en la región hay un fuerte mercado cautivo al cual podrían suministrar de servicios y piezas entre las empresas de estas entidades.

Briones Soto señaló que la adición de capacidades productivas para brindar servicios de mantenimiento de aeronaves es una de las grandes oportunidades de negocio que visualiza esta industria.

Mientras que en el país existen 7,000 aeronaves ejecutivas, en los 220 kilómetros a la redonda de Guanajuato radican 1,094 unidades, representando una oportunidad de negocio para las empresas de la región.

“Si pudiéramos lograr una sinergia integrada entre las empresas que conformamos el clúster, las empresas automotrices y algunas empresas del Bajío, que pudiéramos hacer una cadena vertical de proveeduría, de servicios de mantenimiento y que solamente de las 7,000 o más aeronaves que hay en México pudiéramos obtener el mercado potencial de 1%”, manifestó.

Actualmente, hay más oportunidades en esta vertiente, debido a que el mantenimiento de las aeronaves es inminente debido a tres factores: horas de vuelo, ciclos o años; el especialista agregó que es amplio el potencial de firmas locales para sumar sus capacidades y brindar este servicio especializado.

“Tenemos un mercado cautivo de más de 7,000 aeronaves, que se van a reparar a Estados Unidos. Juntar a varias empresas, por ejemplo, un taller de pintura, un taller de aviónica, un taller de aeronaves, otro de motores, juntar cinco o seis empresas y hacer un frente nacional, ubicado en Guanajuato para ver cómo atender a esas 70 aeronaves, significaría 1,800 especialistas técnicos”, dijo.

Profesionalización

La profesionalización de perfiles para este sector es otro de los retos que podrían subsanarse a través de estas sinergias, debido a que entre las cerca de tres instituciones guanajuatenses que forman especialistas en la industria egresan entre 200 y 230 estudiantes cada año.

Las cinco entidades de la Alianza Centro-Bajío-Occidente acumulan 68 empresas del sector: 50 en Querétaro, 10 en Jalisco, cinco en Guanajuato, dos en San Luis Potosí y una en Aguascalientes.

En el centro del país, Querétaro es uno de los principales nichos nacionales de la industria, junto con Baja California (97), Sonora (58), Chihuahua (52) y Nuevo León (33).

estados@eleconomista.mx