Monterrey, NL. El crecimiento de puestos digitales en las empresas avanzó 96.6% en la región Monterrey-Saltillo, lo cual representó el doble con respecto al promedio nacional en el último año, reveló la Encuesta Anual de Remuneración Total Salarial de la consultora Mercer.

“La parte digital y de innovación creció aquí en esta zona al doble con respecto al promedio nacional en el último año”, indicó Mónica Lenz, directora de Career Monterrey en Mercer.

La encuesta que se realizó con 386 empresas participantes de todos los sectores industriales de la región, y se presentó en el evento Capital Humano 2.0 organizado por las consultoras Mercer y Marsh.

Lenz explicó que antes había organizaciones de tecnología que contrataban puestos digitales, sin embargo, ahora los corporativos están creando de manera interna el área de transformación digital.

Por ejemplo, dijo Lenz, el sector de retail y el de manufactura tienen puestos dedicados a innovar y crear áreas digitales en su organización, “las empresas quieren un gerente de transformación digital o de innovación in house”.

Esto se debe a que la industria 4.0 contempla importantes cambios tanto en la planta de manufactura como en la parte administrativa.

“Es una tendencia general crear estructuras ágiles donde cambia por completo la forma como se estructura la organización, que es más horizontal y se trabaja con un líder de tribu”, en lugar de una estructura vertical, comentó Mercedes Solís, asociada en Ciudad de México de Mercer.

Una característica es que en promedio, las empresas encuestadas de Monterrey Saltillo, “venden en promedio 900 millones de dólares”, esto es mucho si se toma en cuenta que la muestra de la encuesta consideró a 386 organizaciones, de un total de 834 compañías en todo el país.

Compensación variable

Otro rasgo de las empresas encuestadas en Monterrey-Saltillo es que las prestaciones que otorgan a los colaboradores son muy competitivas con respecto al resto del país, muy parecidas al Estado de México y Ciudad de México, indicó Mónica Leinz.

En la última década, abundó, los beneficios han llegado al tope legal en vales de despensa, fondo de ahorro, por ello hay un incremento del uso de pagos variables.

“Al tener poco chance de mover todos los temas de prestaciones y salario base que se mantienen relativamente igual, lo que pueden hacer las empresas es aumentar tanto el target para llegar a la bonificación y atarlo con las metas de la empresa y de esa manera hacer bonificaciones que se paguen por sí mismas”, detalló la directiva.

kg