Puebla, Pue. La entidad requiere una reconversión de algunas de sus zonas agrícolas, donde el maíz y otros granos dejaron de ser rentables, y apostar por cultivos con mejores rendimientos, aunque a la par, el gobierno estatal debe impulsar la recuperación de 50% de 7,000 hectáreas subutilizadas.

El presidente del Consejo Agropecuario Poblano (Ceagro), José Ignacio Menéndez Priante, indicó que lo anterior significa invertir más en tecnificación al campo para evitar que siga el abandono de las tierras, así como convencer a los productores que saquen provecho a las denominaciones de origen de la vainilla y el mezcal, que abren las oportunidades de exportación.

Dijo que Ceagro ha contribuido con la realización de un mapa para identificar las cosechas que se pueden adaptar al tipo de clima y tierra de las siete regiones del estado.

Recordó que el municipio de Atlixco es pionero en el aguacate; no obstante, se ha desaprovechado, mientras que Michoacán se ha consolidado en ese fruto y ha incursionado en la reconversión de su campo.

De las hectáreas de superficie cosechada en la entidad, agregó, sólo 17% están destinadas a las frutas y hortalizas, lo que refleja que se continúa con la cultura del maíz, con rendimientos bajos y precios castigados.

Potencial

El presidente de Ceagro expuso que la reconversión agrícola con mayor potencial se tiene identificada en 30 municipios de las sierras Norte y Nororiental, donde están las tierras con una mayor vocación y que se dejaron de aprovechar por la falta de apoyo gubernamental, asesoría técnica o porque los ejidatarios las abandonaron para migrar a Estados Unidos u otra ciudad.

Entre los cultivos identificados para esas zonas, refirió, están la guayaba, manzana, tejocote, duraznos, bambú, plátano, naranja, mandarina, pera, entre otros.

En las regiones frías de Puebla, los frutales son ideales para producir manzana, pera, durazno, naranja, entre otros, mientras que en los valles bajos con poca cantidad de agua se puede apostar por sembrar hortalizas, expuso.

Menéndez Priante añadió que las autoridades agropecuarias cuentan con ese mapeo, “pero como en todo proyecto se deben destinar recursos importantes para tecnificación y proveer de semillas mejoradas”.

Además, consideró que faltaría dotar de huertos o invernaderos para generar cosechas de calidad y que puedan encontrar mercados que reditúen en mejores ingresos.

“Tenemos que convencer a los campesinos para que apuesten por cultivos más rentables y aprovechen sus tierras, esto como parte de la reconversión productiva que necesita el estado”, añadió.

El representante estimó que los productores por cada 10 pesos invertidos en los cultivos, recuperan seis y el resto es una pérdida porque frutas y verduras no alcanzan la madurez necesaria por estar en zonas inadecuadas; estos productos no se ofrecen a tiendas de autoservicio por la baja calidad, aunado a que se compite con otros estados.

[email protected]