Puebla, Pue. La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) estimó que se requieren 700 millones de pesos para el mejoramiento de al menos ocho de los 19 parques industriales, ubicados en la entidad, que tienen más de una década dañados, recursos que alcanzarían sólo para pavimentar calles y ampliar accesos a las zonas.

Fernando Treviño Núñez, presidente de Coparmex Puebla, explicó que es una proyección, resultado de las necesidades urgentes que manifestaron los industriales.

Mencionó que los complejos fabriles prioritarios están en la zona metropolitana, donde se concentra la mayoría de las empresas que tienen nóminas de 1,500 personas en adelante. Entre ellas se encuentran Volkswagen de México, así como sus proveedoras de autopartes.

Indicó que si la próxima autoridad estatal toma a bien la petición, los trabajos de mejoras se podrían realizar en cinco meses. Sin embargo, los recursos deben salir de lo que se cobra del Impuesto sobre Nómina (ISN) que actualmente es 3 por ciento.

El dirigente empresarial mencionó que se trata de una inversión con un beneficio a cinco años, “aunque lo ideal es que en lugar de colocar carpeta asfáltica en las calles, mejor se pusiera concreto hidráulico, porque resiste más el paso de autotransportes de carga”.

En la ley de ingresos 2018, se previó una recaudación de 2,861 millones de pesos por concepto de ISN, mientras que un año antes, se captaron 2,491 millones.

Comentó que al formar parte del Consejo Coordinador Empresarial se acordó en la agenda de propuestas que entregaron a la gobernadora electa de Puebla, Martha Erika Alonso Hidalgo, que se dé prioridad a dignificar parte de los complejos fabriles.

Sobre los otros parques, dijo, los propios empresarios se han organizado para ir cooperando y atender las deficiencias en vialidades, las cuales si no están bien, complican las operaciones logísticas, principalmente en época de lluvias.

Treviño Núñez agregó que esas acciones también le corresponden atender a las autoridades municipales, principalmente de Cuautlancingo y Coronango, localidades en donde se concentran la mayoría de las fábricas.

“Cobran altas tarifas por refrendos en licencias de funcionamiento, pero no retribuyen en servicios a las industrias que albergan. Incluso no dan la seguridad correspondiente sobre todo para los trabajadores que salen de noche”, acotó.

Lugares propicios

El presidente de Coparmex Puebla indicó que los gobernantes han dejado de ver a los complejos fabriles antiguos como lugares para atraer más inversiones y generar empleos, pese a que aún tienen espacio para empresas medianas.

Recordó que los parques industriales, al ser absorbidos por la mancha urbana, requieren mejoras integrales en calles acordes a las actividades de transportación, sin embargo, eso no ocurre.

Consideró que se debe seguir el ejemplo de Querétaro, donde autoridades estatales y del municipio han tenido la visión de acrecentar las inversiones en los complejos fabriles para volverlos atractivos, a la par de generar nuevos con actividades específicas.

[email protected]