Puebla, Pue. El sector de la vivienda local reportó un retraso en su meta anual de construcción al cierre del primer semestre, ya que apenas lleva 40% concretado de las 20,000 unidades proyectadas, debido a que el proceso electoral frenó las inversiones.

Alberto Moreno Gómez Monroy, presidente local de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda, explicó que algunos empresarios decidieron aplazar sus proyectos hasta después del 1 de julio, cuando se conocieran a los ganadores a la gubernatura y alcaldías importantes de la zona metropolitana, donde se genera 60% de la oferta.

Previó que durante la segunda mitad del 2018 se aceleren los trabajos para lograr alcanzar lo restante, que implicará una inversión total de 14,000 millones de pesos.

Pese a ese escenario, afirmó, se superará la meta de 17,000 casas construidas en el 2017, ya que existe alta demanda en el estado, la cual se ha ido cubriendo aún con el déficit de tierras que existen para generar esos desarrollos.

Aseveró que los proyectos parados contaban con los permisos para arrancar, “sin embargo, la coyuntura electoral obligó a detener al menos dos meses las obras, tiempo en que se tuvieron las campañas locales”.

Acelerarán trabajos

Añadió que en este mes las empresas retomarán los trabajos, ya que hay confianza en tener tiempo suficiente para entregar los desarrollos habitacionales, que en la mayoría de los casos serán tipo vertical, debido a que hay poca disponibilidad de tierras.

En este tenor, recordó que en las reuniones con los candidatos a la gubernatura y alcaldías de la zona metropolitana se hizo hincapié en que las autoridades electas trabajen en resolver esa necesidad, lo cual ayudará a elevar las metas anuales en oferta inmobiliaria.

Moreno Gómez Monroy dijo que el propio mercado se vuelve cada vez más exigente en cuanto a la calidad de los espacios, por ello está incrementando la demanda de más vivienda residencial respecto a la de interés social.

estados@eleconomista.mx