Puebla, Pue. A través de la integración de un plan de reactivación económica, el ayuntamiento de Puebla busca impulsar sectores estratégicos vinculados a la industria automotriz, para enfrentar los efectos de la pandemia del Covid-19, considerando que la recuperación del municipio llevaría hasta dos años.

En entrevista con El Economista, la secretaria de Desarrollo Económico municipal, Carmen Mireya Calderón González, explicó que mediante un diagnóstico académicos identificaron que las áreas de oportunidad para la generación de más empleos y mejor remunerados están en los sectores de autopartes, química y metalmecánico, los cuales tienen empresas pequeñas en esta ciudad, pero requieren del apoyo en capacitación y certificación para el desarrollo del clúster de proveeduría con las armadoras Volkswagen de México y Audi instaladas en territorio poblano.

Acotó que pensando en la entrada en vigor, el 1 de julio, del nuevo el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), éste ofrece un nicho de oportunidades para un mercado de expansión como la industria automotriz y ello permita elevar la productividad de empresas en el municipio.

No obstante, dijo que también el apoyo hacia el comercio al por menor está considerado, donde se concentra 90% de las unidades económicas de todo el municipio que tiene en total 94,850 establecimientos.

Calderón González destacó que el diagnóstico arrojó que 53% de los comercios son al por menor y de actividades esenciales en la Angelópolis, donde se concentra 50% del empleo, cuyas ventas se vieron reducidas por el confinamiento de los consumidores.

Los más afectados

Pese a ello, mencionó, no fueron los más afectados, contrario a lo que están padeciendo la industria manufacturera y prestadores de servicios (hoteles y restaurantes) del Centro Histórico.

Comentó que el análisis elaborado para concretar el plan de reactivación económica será presentado en mesas de trabajo donde participe la Iniciativa Privada, asociaciones, juntas auxiliares y líderes migrantes para recabar propuestas.

La secretaria destacó que los seis ejes del plan serán fomento industrial, vinculación laboral, mejora regulatoria, incentivos fiscales, inversión en obra pública, impulso al turismo, así como el apoyo a comercios y servicios.

estados@eleconomista.mx