Puebla, Pue. Tras lamentar que Puebla tendría un recorte general de 5% en los recursos federales para el 2021, según el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF), el gobernador Miguel Barbosa Huerta dijo que no creará nuevos impuestos, pero sí un ajuste en el cobro de los gravámenes para tratar de compensar ese recorte.

Comentó que esa situación era predecible por el momento complicado de la economía nacional, debido a la reorientación del gasto en materia de salud, para atender la pandemia de Covid-19.

Aunque, añadió, la Secretaría de Planeación y Finanzas inició el análisis del PPEF 2021 para tener un panorama más certero de las afectaciones que tendrá el estado; a la par, anticipó que el próximo año será muy complicado en el ejercicio de recursos, por lo que deberán ser cuidadosos en el gasto y mantener las prioridades, entre ellas la salud, para tratar de reducir los contagios.

El mandatario poblano expuso que harán leyes de ingresos y egresos acordes a lo que reciban de la Federación, pero buscando que la recaudación por obligaciones fiscales sea mayor, por ello, vigilarán que todos los contribuyentes cumplan sin excepción alguna.

“Se pondrá mucha capacidad e ingenio en la recaudación de los impuestos, de sus derechos, aprovechamientos para poder contar con fondos suficientes y generar los mejores programas y políticas públicas en favor de la gente”, puntualizó en rueda de prensa.

estados@eleconomista.mx