Puebla, Pue. Nuevamente, el gobierno de Puebla contrató un seguro para atender desastres naturales, pese a que la postura en principio era no hacerlo para crear un fideicomiso, debido a que argumentó que hubo corrupción en el manejo de la póliza en administraciones anteriores.

Luego del sismo que se registró el martes pasado, el gobernador Miguel Barbosa Huerta informó que a principios del presente año se vieron obligados a contratar la póliza porque es un requisito de la Federación para acceder a recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden).

Sin embargo, dijo que a diferencia de sus antecesores en el cargo que pagaban cifras altas a las aseguradoras, las cuales sólo respondían con una parte y el resto era cubierto por el gobierno federal, ahora logró un contrato a un “precio razonable” y con más cobertura en desastres naturales.

“No hay gasto más inútil que ése. Se contrató porque si no el Fonden no cubre los daños que pudieran presentarse en una eventualidad, así que además te cubre nada más la mitad”, mencionó.

Barbosa Huerta se reservó dar a conocer el costo de la póliza y con qué empresa se contrató, pero, agregó, la medida tomada evitará la corrupción cometida por autoridades pasadas, de las que afirmó tiene documentadas las irregularidades.

Respecto al sismo de 7.5 grados en escala de Richter, con epicentro en Oaxaca, reportó que hubo afectaciones menores en 16 municipios, aunque siguen los recorridos de la Secretaría de Infraestructura con el Sistema Estatal de Protección Civil para constatar que no haya inmuebles afectados.

Pacto

Por otro lado, el mandatario reiteró que la propuesta de un pacto comunitario, cuyo  objetivo es disminuir la curva de contagios de Covid-19, se trata de un asunto de comportamiento personal y de buena fe para que la sociedad tome conciencia sobre la crisis sanitaria en Puebla.

Ahondó que el pacto contempla que las familias poblanas y los integrantes de los sectores empresarial y económico del estado regresen al confinamiento, al uso de cubrebocas y a la sana distancia.

En el caso de la industria automotriz, recordó que está el decreto sobre que no hay las condiciones para que regresaran a laborar las plantas Volkswagen y Audi, así como las proveedoras de autopartes.

“Está claro que Puebla vive un momento crítico por la pandemia, y las industrias y comercios no esenciales tampoco pueden retornar a las actividades por más que presionen”, señaló.

[email protected]