Cancún, QR. El gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, aseguró que los proyectos RIU Riviera Cancún y Grand Island pasaron por procesos de autorización federal e incluso dijo que uno de ellos enfrentó largos litigios que logró sortear, luego de varios meses en tribunales.

El gobernador aseveró que solicitar que no se construyan estos complejos en Cancún, como lo hizo el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), atenta con la certidumbre jurídica, “que es esencial para la atracción de nuevas inversiones”.

El mandatario estatal indicó que ambos proyectos cuentan con autorizaciones hechas por dependencias federales durante el actual gobierno de Andrés Manuel López Obrador, ante lo cual consideró que deben analizarse en función de su cumplimiento con los requerimientos legales y entonces determinar su viabilidad.

“Este tema en particular cumple con lo que la ley pide hoy. Los proyectos que ahí se tienen (como RIU Riviera Cancún) han pasado por procesos judiciales que permiten ofrecer determinada certeza jurídica. No se está yendo en contra de la ley, sino todo lo contrario, existe una certeza de los mismos.

“Habrá que hablar con Fonatur respecto de esta situación. Eso genera derechos adquiridos. Tal como están planteados los proyectos es en función de cómo estaba el programa director (de Cancún) al momento de su adquisición, y si hablamos de certeza jurídica y respeto a la ley, pues tendremos que cumplir con ello”, dijo Carlos Joaquín González.

Adelantó que buscará una reunión con el director del Fonatur, Rogelio Jiménez Pons, para conocer las inquietudes expresadas en torno a la sobredensificación en Cancún: “Seguramente tendrá que haber una revisión de cualquiera de estos dos proyectos”.

Sobre las recientes declaraciones de Jiménez Pons respecto a que ambos proyectos fueron autorizados en periodos “muy oscuros” de Cancún, Joaquín González comentó: “Habrá que demostrarlo, ya que ha habido todo un proceso legal sobre el RIU, principalmente, que lleva ya muchos meses de procesos, de demandas, de amparos, que evidentemente le han dado un tema jurídico. Habrá que el privilegiar el respeto a la ley y respeto a la certeza jurídica en Quintana Roo, más allá de un comentario de tipo mediático”.

Canje de terrenos

En recientes declaraciones para El Economista, el director general de Fonatur dijo que han ofrecido canje de terrenos a los dueños de los proyectos hoteleros Grand Island y RIU Riviera Cancún, de 3,000 y 500 habitaciones, respectivamente, para que se abstengan de construir en la zona hotelera de Cancún, debido a que ya no existe la capacidad para dar servicio a nuevas habitaciones en el destino más importante de Quintana Roo.

Además, adelantó que enviarán una carta formal al ayuntamiento de Benito Juárez, a fin de solicitar que se abstenga de autorizar la construcción de nuevos complejos en la zona hotelera de Cancún por los mismos motivos, es decir, la no existencia de condiciones para seguir aumentando la infraestructura urbana.

Jiménez Pons refirió que Fonatur tiene terrenos para ofrecer a cambio a los dueños de ambos proyectos en otros destinos turísticos de México, “donde sí hace falta nueva inversión hotelera, como Huatulco o algún otro centro integralmente planeado del país”.

“No queremos espantar la inversión, pero no estamos de acuerdo con que se dé una sobreexplotación de lo que ya está muy sobrecargado. Lo que hoy pudiera ser considerado como una ganancia para la región en términos de inversión a la larga se va a perder por la sobrecarga del entorno”, dijo Pons.

Agregó que en el caso de Cancún “hubo muchas autorizaciones para sobredensificar el destino que tienen un origen muy oscuro y no estamos de acuerdo con que se siga por ese mismo camino”.

“Hay que pasar por un proceso de razonamiento de todo esto. Nos vamos a ir con mucho tacto, consultando al mayor número posible de autoridades e involucrados, tanto a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) como a los ayuntamientos. Vamos a tratar de dar argumentos sólidos a todo mundo. Lo principal es que se respeten las densidades originales”. dijo.

[email protected]

kg