Cancún, QR. Los proyectos del gobierno electo encabezado por Andrés Manuel López Obrador generarían un detonador para la economía de la zona sur del estado de Quintana Roo.

Por tal motivo, el sector empresarial del norte de la entidad pretende sumarse a este escenario a fin de cerrar la brecha económica que existe con el sur.

Así, ante las próximas oportunidades que se crearán en la región sureña de la entidad con la llegada a la capital de la Secretaría de Turismo federal, la construcción del Tren Maya y el establecimiento de la zona libre en Chetumal, donde disminuirían las tasas del Impuesto al Valor Agregado a 8% y del Impuesto sobre la Renta a 20% y aumentaría al doble del salario mínimo, este fin de semana se realizará en la ciudad de Cancún el evento de vinculación empresarios y ejidatarios norte-sur.

Eloy Quintal Jiménez, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco Servytur) en Chetumal, aseguró que ante los anuncios sobre la zona libre y el proyecto férreo han comenzado ya a recibir visitas de empresarios de Guadalajara, Monterrey, Querétaro y la Ciudad de México, interesados en su mayoría en inversiones inmobiliarias, pero también, añadió, algunos otros representantes de empresas especializadas en desarrollo de energías renovables, hidroponía y en exportación de mercancías.

Por tal motivo, el sector empresarial del sur de Quintana Roo se propuso contactar a sus homólogos del norte del estado para que las oportunidades que han comenzado a generarse en la capital de la entidad puedan ser capitalizadas también por empresarios que ya conocen el territorio y pueden compartir toda la experiencia en manejo de negocios turísticos que se busca explotar en el sur, explicó.

El presidente local de Canaco Servytur indicó que uno de los negocios que puede iniciarse entre el sur y el norte del estado es la proveeduría de insumos hoteleros, ya que a partir de la puesta en marcha del Parque Industrial con Recinto Fiscalizado Estratégico que comenzará a operar en Chetumal, se espera la llegada de empresas que manufacturen desde textiles hasta sistemas de aires acondicionados, entre otros insumos que demandan los centros de hospedaje.

Asimismo, Arturo Gómez Pantoja, presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) en Chetumal, comentó que van muy entusiasmados al encuentro empresarial de este fin de semana, con una cartera de predios disponibles con vocación turística e industrial, pues además de las oportunidades que pueda haber en el sector de servicios turísticos, agregó, el anuncio del Tren Maya ha creado gran expectativa e incluso especulación en torno a posibles terrenos que puedan ser utilizados para este proyecto.

Señaló que en el ofrecimiento de terrenos a empresarios del norte del estado, el objetivo es dar certidumbre, garantizando que la tierra disponible tenga la factibilidad y los usos de suelo para ser utilizada en proyectos productivos.

A través de este primer encuentro se busca al mismo tiempo abrir el abanico de posibilidades de inversión, ya sea a través de sociedades, fondos de inversión o cualquier otro mecanismo que permita originar entendimiento de negocio, que a la postre puedan generar dividendos tanto para el inversionista como para el entorno económico de la capital, detalló el presidente de AMPI en Chetumal.

El fenómeno especulativo ya está comenzando a presentarse en los precios de la tierra, indicó, por lo que es muy importante que los vínculos de negocios que comiencen a hacerse sean mediante profesionales inmobiliarios que garanticen certidumbre legal en las tierras que se pondrán en venta.

Gómez Pantoja expuso que el otro giro de negocios que está teniendo gran auge es el turístico, no sólo en Chetumal, sino en Bacalar, por lo que también habrá oferta de inversiones en el ramo hotelero que podrían detonarse en el municipio vecino.

Intereses

Alberto Pérez Barrios, promotor turístico, informó que al evento privado de vinculación empresarios y ejidatarios norte-sur asistirán sectores de Cancún y de Chetumal, así como comisariados de los ejidos La Península, Laguna Guerrero y Bacalar, que cuentan con diversos proyectos que expondrán con el fin de generar el interés de inversionistas de la zona norte.

“Éste es el momento preciso en que emprendedores de la zona sur y ejidatarios con proyectos pueden iniciar alianzas con el sector empresarial de la zona norte, para colocar en la mesa de las negociaciones proyectos que requieren capital y experiencia empresarial”, asentó.

El principal problema de los ejidatarios, así como de los pequeños propietarios para poder capitalizar sus proyectos, manifestó, es la carencia de garantías para acceder a financiamientos gubernamentales, pero “acceder a créditos comerciales, todavía más complicado”.

[email protected]