El gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, propuso un cambio en la Ley de Coordinación Fiscal que reconozca los esfuerzos de las entidades en materia de recaudación, así como una reforma integral a la Constitución donde se rediseñe la distribución de facultades, funciones y recursos para lograr un reparto más equitativo de recursos y cargas tributarias.

Durante su intervención en el Foro Federalismo Fiscal, el mandatario indicó que el reto principal está en la distribución de funciones y facultades entre los poderes y órdenes de gobierno y, sobre todo, que se aplique un criterio de resarcimiento para los estados que “sí hacen su tarea en materia fiscal”.

“Se requiere un nuevo federalismo fiscal, un reparto más equitativo y la repartición de nuevas cargas tributarias entre niveles”, expresó en el foro organizado por el gobierno del estado de Chihuahua en la Ciudad de México.

Destacó que además del reto de carácter fiscal que se tiene, hay otros problemas por resolver donde el más importante es el del crimen organizado, además de la desigualdad, la pobreza y el crecimiento mínimo de la economía.

Cuestionó si el Presupuesto de Egresos de la Federación puede alentar el crecimiento económico, e indicó la quiebra inmediata o inminente de algunos estados y municipios, principalmente a partir del mal uso de la deuda, de la indisciplina financiera y la corrupción.

Javier Corral detalló que es necesario un cambio en el Pacto de Coordinación Fiscal que reconozca los esfuerzos, como el que hizo Chihuahua para mejorar su situación financiera; “el estado es líder en exportación en el país con 14% y el crecimiento de su economía es de 4.2%, frente a 0.1% nacional”.

Explicó que esta reforma de carácter fiscal debe realizarse para modificar los criterios de distribución de la Ley de Coordinación Fiscal en su reforma del 2007, “que fue uno de los golpes más duros al federalismo en México”.

Esa reforma, agregó, incluyó la nueva forma de distribución de la bolsa del Fondo General Participable, donde se consideró el criterio poblacional como factor para distribuir recursos a las entidades.

Afectaciones

La diputada federal, Patricia Terrazas, señaló que los recursos que actualmente se centralizan por el gobierno de la República irán a “proyectos sin proyecto”, e implicó recortes importantes para las entidades y a los organismos descentralizados.

En su intervención, dijo que tan sólo a Chihuahua le serán retirados alrededor de 1,000 millones de pesos para el 2020.

Añadió que no se dan estímulos a las entidades que hacen un esfuerzo adicional por tener recursos transparentes, “no está funcionando el pacto federal”.

Indicó que en el Ramo 23 se nota esta centralización, “de ser 11 los fondos considerados ahora son 29 que han sido dispersados de forma cuestionable”.

[email protected]