Guadalajara.-El procurador social de Jalisco, Pedro Ruiz Higuera, propuso al Congreso local modificaciones a los artículos 43, 49 y 56 de la Ley de Desarrollo y Protección del Adulto Mayor, para dar una mejor atención a ese sector social.

Expresó que con estas reformas se pretende contar con los médicos, psicólogos y trabajadores sociales para poder practicar los exámenes y evaluaciones correspondientes, para verificar si los adultos mayores han sido víctimas de maltrato o violación de sus derechos.

Dijo que dentro de las atribuciones y facultades de la Procuraduría Social está la de coordinarse con las instituciones públicas, sociales y privadas que tengan por objeto la protección de menores, adultos mayores y ausentes.

"Para intervenir en los procedimientos jurisdiccionales cuando se encuentren en peligro los intereses o derechos de los adultos mayores, en los términos de la leyes en la materia", afirmó.

También el hecho de apersonarse, con carácter de Representante Social, en los juicios y procedimientos en que existan intereses que afecten derechos de menores, ausentes y adultos mayores, apuntó.

Señaló que independiente de las sanciones de índole civil o penal que pudiesen existir, la Ley de Desarrollo, Protección, Integración Social y Económica del Adulto Mayor de Jalisco permite a la Procuraduría Social imponer amonestaciones, multas y arrestos administrativos.

"La Ley Orgánica de la Procuraduría Social faculta a esta institución practicar visitas de inspección, para verificar que se garantice el respeto a los adultos mayores", puntualizó.

BVC