Monterrey, NL. La subsecretaría de Turismo de Baja California realizó un acercamiento con operadores turísticos de Nuevo León para promover la marca Baja Norte, la conquista de tu vida, como parte de una estrategia de difusión a nivel nacional.

El subsecretario de Turismo de Baja California, Ives Gabriel Lelevier Ramos, aseguró a El Economista que el objetivo es tener mayor flujo de visitantes en una entidad con potencial económico.

Explicó que la promoción del estado se enfocaba principalmente en el mercado internacional, ya que 85% de los turistas era extranjero y 15% de otras entidades del país, pero debido a la estrategia de difusión de la marca, ahora tienen un balance de 58% extranjeros y 42% visitantes del país.

“Baja California es un destino atractivo para Nuevo León por su extraordinario clima: templado en la costa aun en el verano, lo que garantiza una grata experiencia”, enfatizó.

Tiene 1,500 kilómetros de litorales, montañas, desierto y es el único estado donde se puede apreciar a la ballena gris o sumergirse en el mar para nadar cerca del tiburón blanco, así como actividades de surfing, kayak, senderismo, entre otros, añadió.

La vocación turística de Baja California, dijo, se enfoca en el ámbito culinario, enológico (del vino) y cervecero.

Cabe mencionar que en el estado se produce 90% del vino mexicano y cuenta con más de 150 casas vinícolas.

La Ruta del Vino comprende los valles de Guadalupe, San Antonio de las Minas, Ojos Negros, Santo Tomás, San Vicente, La Grulla, Tanamá, Las Palmas y San Valentín.

En Baja California también están creciendo los segmentos de turismo de bienestar, que recibe anualmente a 2.2 millones de personas, y el turismo de reuniones que llega a la zona metropolitana: Tijuana, Playas de Rosarito, Ensenada y Tecate.

Por ejemplo, el centro de convenciones con capacidad de 10,000 metros cuadrados para exposiciones y reuniones está teniendo gran éxito, el cual se ubica entre los límites de Tijuana y Playas de Rosarito.

En este contexto, el gobierno estatal ha puesto énfasis en mejorar la conectividad aérea; por ejemplo, el Aeropuerto Internacional de Tijuana duplicó el número de pasajeros de 4 a 8 millones anuales.

Lelevier Ramos destacó que la conectividad entre Monterrey y Tijuana es muy buena, ya que hay vuelos directos de Volaris y VivaAerobús y se está trabajando para agregar a Interjet y Aeroméxico.

[email protected]