Tijuana, BC. La necesidad de promoverse como una región fuerte para el desarrollo económico es lo que llevó a empresarios de Baja California y San Diego a tratar de posicionarse como una marca a la que denominaron Cali-Baja, la cual tiene como fin atraer inversiones que beneficien a ambos lados de la frontera.

Esta iniciativa surgió desde el 2009 como una estrategia que detonara el desarrollo económico a largo plazo de la región conformada por los condados de San Diego y Valle Imperial, en California y el estado de Baja California.

Dicha propuesta sigue vigente y con resultados, señala Miguel Velasco Bustamante, secretario de Desarrollo Económico de Tijuana (Sedeti), a quien le tocó iniciar el movimiento cuando fue presidente del Consejo de Desarrollo Económico de esta ciudad (CDT), dado que la coordinan este organismo y su homólogo, el Consejo de Desarrollo Económico de San Diego (SDEDC por sus siglas en inglés).

Cali-Baja es una marca con su respectivo logotipo, misma que se ha promovido a manera de estrategia de mercadotecnia de la mega región binacional, cuyo lema es Invierte, Innova, Crece .

La marca fue desarrollada para capitalizar las fortalezas de la mega región y posicionar la marca para la atracción de inversión , subraya el funcionario.

Entre las fortalezas que ofrece el condado de San Diego están su capital intelectual al contar con una fuerza laboral capacitada, instituciones de nivel media y superior de primera clase y centros de investigación aplicada, así como acceso a capital de inversión, clusters productivos de ciencias de la vida, tecnologías de información y comunicaciones.

Por su parte, el condado del Valle Imperial es una región de oportunidades sin límites para empresas globales interesadas en energía renovable, explica Velasco Bustamante, agronegocios, comercio internacional y logístico.

Mientras que Baja California tiene un amplio sistema de educación superior, una base de manufactura sofisticada, una gran fuerza laboral capacitada y una red diversa y bien establecida de plantas manufactureras.

Esto ha unido a líderes de empresas, ciudadanos y gobierno para valorar las ventajas y desventajas de desarrollar negocios en la región y, por último, comercializar la región internacionalmente , destaca.

PROMOCIÓN EFECTIVA

La coordinación en ambos lados de la frontera ha dado como resultado que corporativos ubicados en San Diego decidan trasladar operaciones a plantas ubicadas en Tijuana, por ejemplo, por simple estrategia de costos y de logística, y lo que ayuda a fortalecerse como región, esto particularmente con industrias como la aeroespacial, electrónica y productos médicos.

Empresas como Hyundai, Care Fusion, Plantronics y DJ Orthopedics son casos de corporativos que decidieron apostar a esta región además, de acuerdo con Desarrollo Económico e Industria de Tijuana (Deitac), la llegada de nuevas empresas a la región obedece a un trabajo conjunto de promoción donde las fronteras físicas no existen.

Esta forma de trabajo ha permitido que exista un gran liderazgo de los organismos de promoción, derivado de una creciente profesionalización de la actividad, lo que permite responder con mayor efectividad a las oportunidades , comenta Alejandro Mungaray Lagarda, secretario de Desarrollo Económico de Baja California.

Velasco Bustamante agrega que en los próximos meses se espera la visita de al menos 15 empresas de Europa y de Estados Unidos a Tijuana, a fin de conocer directamente las capacidades productivas de esta frontera.