Querétaro, Qro. La promoción y la diversificación de mercados se delinean entre las estrategias prioritarias del sector hotelero, un rubro en el que entre sus principales retos destaca el de mantener sus niveles de ocupación.

Durante el 2017, este segmento cerró con una ocupación promedio de 60%, indicador que se espera mantener para el año en curso.

El presidente de la Asociación Queretana de Hoteleros (AQH), Jorge Rivero Loaiza, comunicó que aun cuando para el 2018 se vaticina mantener el nivel de ocupación del año pasado, hacia el 2019 se proyecta que haya un repunte.

“Cerramos con un promedio de 60% de ocupación anual. esperamos que el 2018 sea muy parecido al 2017, no esperamos que vaya a haber grandes cambios. Siempre la cuestión electoral mueve un poco todo, la gente está a la expectativa, detiene algunos negocios, pero no esperamos grandes cambios, algún aumento muy menor”, declaró el empresario.

Mantener e incrementar los niveles de ocupación destacan entre los principales retos del sector, frente al crecimiento de oferta hotelera.

Rivero Loaiza opinó que ante la apertura de nuevos establecimiento, se observa una plaza estable.

“Ahorita está muy estable Querétaro, en un momento sí se sintieron demasiados hoteles, pero ahorita me parece que estamos muy estables. esperemos que llegue mucha más inversión, que nos permita mantener esos niveles”, indicó.

El año pasado, 76 nuevos hoteles se sumaron a la oferta del estado, adicionando 659 habitaciones.  En total, la entidad suma 525 hoteles que disponen de 15,000 cuartos, de acuerdo con información de la Secretaría de Turismo.

Potenciar el sector

El presidente de AQH expuso que el organismo está interesado en  potenciar la promoción del estado como un destino turístico, a fin de que ello incida en el sector hotelero.

“Estamos muy interesados en continuar con la promoción, siempre que Querétaro se escuche en otros lados nos va a beneficiar a todos. abrimos nuevos mercados, no tenemos que cerrarnos en un mercado específico, tenemos que abrir nuestra oferta”, enfatizó.

Diversificar sus mercados sobresale como una de las acciones a seguir para  los hoteleros queretanos, según Jorge Rivero.

“Tenemos que ser totalmente abiertos e incluyentes en muchísimos mercados potenciales que tenemos: el mercado de la tercera edad, turismo de bodas, turismo de romance, turismo LGBT, también es muy importante y podemos abrir muchos de nuestros mercados y ser un destino para todos ellos”, mencionó.

El turismo de aventura se aprecia como una rama factible para explotar desde la entidad y que se visualiza como una  de las vertientes para la diversificación.

“La exposición del destino, que la gente sepa que está Querétaro, que el estado no sólo son los arcos. hay una gran cantidad de cosas, de proyectos, explicar la Ruta de Arte, Queso y Vino, que ha tenido un crecimiento fortísimo”, acotó.

El turismo de negocios, dijo, es el principal impulsor de la hotelería, característica que obedece a la naturaleza del territorio como una plaza industrial.

estados@eleconomista.mx