Querétaro, Qro. Las afectaciones económicas que han derivado de la pandemia por el Covid-19, impacta a diversos gremios de profesionistas, quienes han visto mermados sus ingresos y el desempeño de sus actividades.  

Entre los 9,000 afiliados a la Federación de Colegios y Asociaciones de Profesionistas del estado de Querétaro (Fecapeq), entre 90 y 95% reporta una caída significativa en su actividad productiva, por lo que sólo el porcentaje restante ha seguido laborando debido a que son perfiles de contaduría, fiscalistas, trabajadores del sector médico, prestadores de servicios informáticos y agrónomos.

La presidenta de Fecapeq, Zasha Lezama Lomelí, expuso que los profesionistas que estuvieron  con baja actividad han laborado a menos de 50% del ritmo habitual de trabajo que desarrollaban antes de la pandemia; destacó que en casos como los abogados el detenimiento ha sido mayor debido a que los juzgados permanecen cerrados.

“Tenemos 9,000 agremiados y solamente dos colegios de contadores tuvieron trabajo, de 9,000 solamente tuvieron trabajo un porcentaje de entre 5 y 10%, eso lo podemos trasladar a todos los sectores de la población, realmente el número puede ser mucho más grande”, destacó.

Sin embargo, agregó, las afectaciones han sido generalizadas para los 22 gremios que conforman la Fecapeq.

“Todos padecen por igual, los que nunca dejaron de trabajar y podemos decir que hasta fue una buena época para los contadores y fiscalistas porque los tomó en una época de declaraciones fiscales, pero es el único gremio, los médicos no han parado, es un gremio en riesgo, pero no por eso mejor remunerado, los que pueden pensar en reducir su actividad son ingenieros, arquitectos, ingenieros electromecánicos, puesto que inicia la construcción como parte de actividades esenciales”, agregó.  

Los médicos veterinarios se encuentran entre los perfiles que también pudieron seguir laborando sin restricciones, en algunos casos se evocaron a trabajar con el sector ganadero, rama que pertenece a las actividades declaradas esenciales.

La federación estima que el periodo de recuperación, una vez que inicie la activación económica, tardará de tres a seis meses, para que los profesionistas recobren incluso su cartera de clientes.

“Es un inicio paulatino, hoy en día sufrimos de una falta de trabajo en todos los ámbitos, no sólo profesionistas, creo que esto fue de las pocas cosas parejas para todo el mudo, todo mundo lo está sufriendo en su proporción, todo mundo sufre porque no hay trabajo y apenas vamos a retomarlo”, expuso.

A las afectaciones -dijo- aún deberán sumarse la totalidad de empleos perdidos en la entidad, tanto formales como informales.

La  presidenta de la federación refirió que del total de agremiados, 65% reportó una reducción de 80 a 90% en sus  ingresos. Agregó que hay casos en los que será difícil retomar actividades, debido a los estragos financieros que derivan de la emergencia sanitaria.  

“Desgraciadamente si la crisis sigue apretando y no logramos reactivar la economía habrá muchas empresas sobre todo más lo vemos en comercio, que habrán perdido su negocio, ya  no tendrán la fuerza o el recurso para seguir sosteniendo una plantilla de trabajo sin ingresos, una renta,  habrá un sinfín de comercios que habrán cerrado definitivamente y así muchos despachos de profesionistas que ya ni pueden pagar la renta, pagarle a sus ayudantes” y tendrán que reiniciar como si estuvieran abriendo nuevamente sus despachos” expuso.

Por tanto, los 22 colegios y asociaciones que integran la Fecapeq estudian propuestas para generar una estrategia agresiva que potencie su reactivación.

Además de las reuniones en las que semanalmente participa la Federación con integrantes del gobierno estatal se prevé tener un encuentro más para plantear estrategias de recuperación económica.

Instan a mejorar remuneración del sector médico

Los profesionistas del sector médico -agregó- se encuentran trabajando por encima de su capacidad para atender la pandemia; sin embargo, la remuneración no ha sido acorde con su desempeño, por lo que  destacó la necesidad de que se generen incentivos salariales; aunado a que son un sector en riesgo por ser los primeros respondientes para la emergencia sanitaria.

La población ocupada de Querétaro asciende a 893,666 personas, al primer trimestre del 2020; mientras que 32,954 son personas desocupadas, contando con una tasa de desocupación de 3.6%, mientras que 41.8% de la población ocupada se encuentra en la informalidad, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo.

[email protected]