Tijuana, BC. El problema de la sequía en gran parte de la República Mexicana tuvo un impacto benéfico para los productores de alfalfa del valle de Mexicali durante el 2011 y, de manera moderada, en los primeros meses del 2012.

Guadalupe Villalobos Guerrero, director de Desarrollo Empresarial del Campo de la Secretaría de Fomento Agropecuario en el estado, comentó que durante el año pasado se comercializó hasta 30% de la producción en el interior del país, mientras que en lo que va del 2012, cerca de 21 por ciento.

En el valle de Mexicali se encuentra el cultivo de alfalfa en una superficie de 25,462 hectáreas, de las cuales surge una producción promedio de 642,655 toneladas anuales.

Hay estados que tienen un flujo normal de compra, como Chihuahua, Sonora y Sinaloa, pero esta vez también vinieron de Durango, Zacatecas y Jalisco , detalló el funcionario.

Actualmente, la mezcla de venta es: exportaciones, 19%; comercialización a otras entidades, 21%, y para el consumo local, 60 por ciento.

Parece que los estados ya han establecido su situación y este año ya disminuyó un poco la demanda , comentó.

AUMENTAN PRECIOS

Destacó que el consumo de alfalfa en el estado aumentó por la demanda de los lecheros.

Villalobos Guerrero refirió que, hace tres o cuatro años, el precio por tonelada de alfalfa estaba entre 1,800 y 2,000 pesos; sin embargo, a raíz de la demanda en otros estados y países, el precio se disparó arriba de 3,000 pesos la tonelada.

Y es que la producción de alfalfa de Baja California no es únicamente cotizada en Estados Unidos, países como Corea, China, Japón y los Emiratos Árabes se encuentran fuertemente interesados en el forraje, destaca Javier Gaona Ochoa, presidente de Sistema Producto Alfalfa de Mexicali.

El precio también varió, llegó a 3,000 pesos la tonelada. En este momento estamos entre 2,400 y 2,500 pesos, lo que benefició a los productores de alfalfa que esperaban su momento , expresó.

Sin embargo, este incremento repercutió en los productores de leche en el estado, quienes solicitaron al gobierno apoyos para obtener precios especiales, además que provocó un aumento aproximado de 1 peso por litro de leche a inicios del 2012.

scervantes@eleconomista.com.mx