El sector de los plásticos se enfrenta a uno de sus peores momentos en su historia, debido a que desde 2020 entró en vigor la prohibición de plásticos de un solo uso en diferentes estados del país y también porque inició la pandemia de Covid-19; sin embargo, se prevé que el segmento de producción de insumos médicos pueda ayudar a reactivar a la industria aseguró, José Navarro Meneses, director general de Tarsus México.

En entrevista con El Economista, el también socio estratégico de la Asociación Nacional de la Industria del Plástico (Anipac) manifestó que debido a la pandemia la industria se ha desarrollado de manera desigual, ya que dentro de los diferentes ramales que tiene se registran crecimientos y decrecimientos, debido a que por un lado aumentó la demanda de polímeros para la elaboración de materiales médicos, como jeringas y cubrebocas, mientras que en otros sectores el consumo de materia prima ha bajado; por ejemplo, con la construcción, actividad que se ha visto paralizada por la crisis sanitaria.

Al respecto, expuso que solamente en el 2020 la producción de los plásticos que son utilizados para elementos médicos tuvo un crecimiento de 100%, dentro de este segmento; a la par, el Centro Empresarial del Plástico detalla que la producción de jeringas, envases para medicamentos, dispositivos médicos y bolsas para contener desechos hospitalarios pasó de 70,000 toneladas en el 2019 a 350,000 toneladas para el año pasado.

“En este año, que ha sido atípico y tenemos un elemento coyuntural que es la pandemia, ha afectado de manera positiva a varios segmentos del plástico; por ejemplo, los segmentos industriales de los productos médicos se han visto beneficiados por la gran demanda (...) Sin embargo, tenemos otros segmentos que han tenido un decrecimiento, porque no hay actividad económica, la construcción ha fluctuado de manera importante, la producción de automóviles ni se diga, etc”, dijo.

Sin embargo, Navarro Meneses expuso que el mayor catalizador para que esta industria se vea más afectada por la pandemia es la prohibición de los llamados plásticos de un sólo uso, por lo mismo todo el sector en su producción cayó en el 2020 casi 9% a comparación del año pasado y se perdieron cerca de 50,000 empleos.

“Desde nuestro punto de vista es un grave error que se haya puesto esta prohibición, esto ha afectado de manera importante a la industria (...) Nunca es un buen momento una prohibición, desde mi punto de vista, pero este momento, de todos los malos momentos, este el peor momento”, sostuvo.

Subrayó que para este 2021, ante el hecho de que la pandemia continúa, es necesario que todos los sectores de la sociedad se unan y analicen qué tan oportuno es que los estados del país sigan con la prohibición de los plásticos, esto ante el hecho de que se necesitan más mecanismos y productos de protección sanitaria, en donde el plástico está directamente relacionado.

El empresario hizo un llamado tanto a legisladores como autoridades locales, además de actores de la sociedad, para que analicen la reactivación de este tipo de plásticos, además de que vean las implicaciones económicas positivas que se darían por la reactivación de este sector.

El director general de Tarsus México precisó que, para que el panorama se pueda recuperar, primero se tienen que dejar de ver a estos plásticos como de un sólo uso, ya que pueden ser reutilizados más veces, además deben fomentarse políticas públicas y presupuestales que apoyen el reciclaje.

“Hay países que reciclan 95% de los plásticos, es un tema de educación, donde todos somos corresponsables; el ciudadano, el empresario, el legislador”, dijo.

Para Navarro Meneses en caso de que se concrete esta coordinación con gobiernos estatales y ciudadanía, se podría paliar el estimado que dio a conocer Anipac, donde se proyecta que para este 2021 haya una caída en la producción entre 6 y 7 por ciento.

Fines médicos

El empresario precisó que, en un año normal, en el país se consumen 400 millones de jeringas, sin embargo, con el plan nacional de vacunación contra el Covid-19 aumentará 35% la demanda.

“Lo anterior, refrenda el papel clave que juega la industria del plástico como un aliado estratégico para el combate de la pandemia”, comentó.

A la par, este aumento de producción beneficiará a las principales plantas de fabricación que se localizan en los estados de Sonora, San Luis Potosí y Estado de México.

Evento 

Con el fin de ver los resultados actuales y reactivar la industria, José Navarro puntualizó que se está realizando para este año la edición digital de Plastimagen Light, del 22 al 26 de marzo.

Acotó que en esta edición participarán más de 350 empresas de 20 países, así como 1,600 marcas de tecnologías de transformación del plástico, también se espera superar a la última edición física, donde asistieron más de 30,000 visitantes.

“Se hubiera hecho el año pasado en noviembre, pero por la pandemia se movió al 2022 (...) Es la reunión más importante de Latinoamérica del tema de plásticos. El objetivo es informar de los beneficios del plástico por el tema coyuntural y se plantea todo lo que el plástico puede hacer”, subrayó.

estados@eleconomista.mx

kg