Al menos siete cadenas hoteleras reportan sobreventa de cuartos como resultado de la actividad turística de este puente vacacional de primavera combinado con la aún numerosa presencia de springbreakers que viven el penúltimo fin de semana de su temporada de asueto.

Así, la ocupación hotelera roza 90% en Cancún y 80% en la Riviera Maya, aunque se espera que la buena racha se extienda hasta Semana Santa.

El director de Turismo de Benito Juárez, Máximo García Rocha, explica que el fenómeno es incipiente y no son más de 10 cuartos sobrevendidos los que reportan al menos 12 hoteles de Cancún.

Lo destacable, es que se trata de un síntoma de bonanza turística que no se veía en el destino desde el 2009, en que la crisis financiera mundial y la alerta sanitaria por el virus de la influenza generaron un impasse económico del que apenas se están recuperando tanto Cancún como la Riviera Maya.

Real Resorts, hotel Flamingo y al menos cuatro centros de hospedaje de la cadena Oasis son los que registran una marginal sobreventa, que es solucionada sin mayor trámite mediante los convenios que existen entre los hoteleros de Cancún, mediante los cuales se reasigna una habitación similar o mejor a la previamente contratada por el cliente, en otro hotel de igual categoría, explica el funcionario.

TERMINALES A MAYOR RITMO

El fin de semana, el Aeropuerto Internacional de Cancún reportó un promedio de 300 operaciones por día y la terminal de autobuses ADO registró un incremento de 10% en el número de corridas.

La ocupación se ha mantenido arriba de los 80 puntos porcentuales durante todo marzo con un gasto promedio en servicios complementarios por grupo de turistas de 36.15 dólares diarios y una estancia de 6.5 días, según estadísticas de la firma Marketing Consultan.

Para la Riviera Maya el panorama es muy similar, con una ocupación sostenida arriba de 80% y repuntes importantes por el fin de semana largo y el inicio del Riviera Maya Film Festival del 20 al 25 de marzo.

Darío Flota Ocampo, director del Fideicomiso de Promoción de la Riviera Maya, dijo a El Economista que la afluencia turística se mantendrá en niveles muy aceptables con picos de hasta 90% en la ocupación por lo menos en los siguientes 30 días.

10% aumentó el número de corridas de autobuses durante el fin de semana de puente.

jvazquez@eleconomista.com.mx