Puebla, Pue. La Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) afirmó que la llegada a esta ciudad de 17,000 trabajadores de la Secretaría de Educación Pública (SEP) federal, debido a su descentralización, genera que se elabore un proyecto específico de 20,000 casas, de las cuales esperan tener poco más de 50% de avance cuando comience operaciones en diciembre, en el que invertirían 14,000 millones de pesos.

Ana María Aguilar Machorro, presidenta de AMPI local, informó que desde el 2017 existía un plan, pero se analiza un predio de 170 hectáreas ubicado al nororiente de esa ciudad en la junta auxiliar llamada La Resurrección, que está cruzando la autopista Puebla-Orizaba.

Dijo que este proyecto sería ejecutado con socios de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda (Canadevi), por lo que iniciaron con los trámites de permisos ante el gobierno estatal, donde AMPI es la gestora de ese proceso en caso de que sea el terreno seleccionado.

Comentó que no se pueden comprometer a tener listas todas las viviendas para diciembre, porque deben tomar en cuenta la capacidad de crédito de los trabajadores, el interés por vivir en esa zona o buscar algo más cercano al centro de la ciudad, entre otros factores.

Sin embargo, dijo que el costo promedio de cada vivienda podría oscilar entre los 700,000 y 750,000 pesos para que sean accesibles a quienes se reubicarán con sus familias.

Detalló que la cantidad de empleados que se reubicarían es una estimación que tuvieron de las autoridades federales, por lo que falta determinar con precisión si será esa la cifra o incrementaría, pero deben tener una proyección de más casas en caso de ser necesario.

Aguilar Machorro indicó que las obras deberán ser a marchas forzadas una vez que se defina si es dicho predio, el cual cumple con las características para cubrir la demanda de casas.

Añadió que uno de los problemas en esta ciudad es que está pulverizada la tierra, situación que hace difícil encontrar una zona con la extensión estimada para las obras, aunque no accedió a comentar si el tipo de vivienda será vertical o residencial.

Reiteró que la ejecución de las obras también depende de la celeridad en los trámites, porque eso le toca resolver a las autoridades, ya que los permisos se llegan a liberar entre 20 y 30 días.

Esta demanda de casas nuevas para trabajadores de la SEP supera lo que Canadevi proyecta anualmente para todo el estado, que es entre 17,000 y 19,000 inmuebles.

Afectaciones

Por otro lado, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, sección 37 Puebla, prevé que la descentralización de esa dependencia afectará a 600 empleados en el estado porque implicará un gasto adicional que no tienen considerado y con el salario que reciben de entre 5,000 y 7,000 pesos mensuales no alcanzará para cubrir su reubicación, ya que destinan 20% para pagar sus viviendas.

[email protected]