Los precios en alimentos como la carne y los granos podrían subir de precio en las siguientes semanas ante los problemas de sequía en al menos 19 estados del país, de donde provienen parte de las mercancías que se venden en la entidad, aseveró Arturo Olmos Yáñez, representante del Grupo de Abarroteros en el estado.

Abarrotes

Este problema -comentó- se ha visto directamente en abarrotes ante la baja producción del campo, ya que la sequía se registra desde mediados del año anterior, lo que ha hecho que suban los costos al menos en 15 por ciento.

Agregó que en los centros de abasto están a la espera de que se den estos incrementos, pues aún no cuentan con cifras exactas de cuánto podría subir el precio de la carne, las frutas y las verduras.

Alimentos como el pepino tienen un precio de 15 pesos, considerado como alto y que ya comienza a resentirse ante los problemas de la sequía.

Con lo que se refiere al costo de la tortilla, los comerciantes buscarán mantener el precio que hay en promedio, de 11 pesos, pero es ahí donde se detecta una de las posibles alzas.

Se trata del precio que más rápido podría aumentar: el precio del maíz, como lo vivimos el año pasado ante la sequía en el norte, lo que hizo que en algunos lugares la tonelada de maíz se elevara a más de 5,000 pesos, cuando la comprábamos casi a la mitad , explicó Manuel Hernández, empresario de la masa y la tortilla en la entidad.

En cuanto a la carne, la posibilidad es menor, ya que la mayor parte que se vende en el estado se produce localmente y aquí aún los problemas no son tan serios ante la falta de agua.

Sin embargo, la incertidumbre se mantiene entre el comercio local.