Este año el Instituto de Soldadura y Tecnologías de Unión ISTUC prevé un incremento en su facturación de al menos 1.5 veces respecto al 2011, informó Daniel Rojas González, director general del instituto, quien detalló que en el 2011 sus ventas se triplicaron.

Hace tres años duplicamos del 2008 al 2009 la facturación, del 2009 al 2010 se duplicó nuevamente y del 2010 para el 2011, la triplicamos , dijo.

Explicó que durante la crisis económica mundial, el instituto se dedicó a obtener más certificaciones porque era el momento de innovar, lo que ha sido una oportunidad ante la plataforma de servicios que comenzaron a requerir las empresas.

Rojas González detalló que son un instituto dedicado exclusivamente a la soldadura y tecnologías de la unión y el único que existe como tal a nivel nacional.

En México hay muchas empresas del Conacyt, que entre ellas mismas canibalizan el mercado, pero no tienen como tal un área de soldadura y la empezaron a desarrollar hace poco que es el caso de Cidesi.

Ser una empresa exclusiva de soldadura y tecnologías de unión no la hay como nosotros , aseveró.

Comentó que actualmente con el Centro de Tecnología Avanzada (Ciateq) se hizo un convenio de colaboración debido a que carecían del área de soldadura y ésta era muy demandada por lo que ahora la ejecuta en conjunto con el instituto.

Empresas meta

La mayor parte de las empresas sobre el mercado meta son las del sector de metalmecánica, automotriz, aeronáutica y la industria de la construcción debido a que es un mercado desordenado porque los reglamentos carecen de criterios o normas.

La industria de la construcción no es un sistema armonizado o regulado a pesar de que hay reglamentos de construcción pero son vagos y no hay esos criterios , explicó.

Comentó que para la adquisición de la certificación primero se requiere conocer cuál es la norma que le están solicitando a la empresa puesto que con base a ello se ofrece el tipo de certificación siendo ISO la que están solicitando en aumento.

Para todo el mercado latinoamericano la mayor parte de las normas que obedecemos en un 80% son americanas y canadienses, el 15 y 20% son europeas, salvo uno u otro que solicita norma japonesa , agregó.