Querétaro, Qro. El primer semestre del año en curso se caracterizó por condiciones de incertidumbre que dilucidaron un periodo complejo para los empresarios, quienes también perciben un incierto segundo semestre.

La presidenta del Centro Empresarial Querétaro de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Lorena Jiménez Salcedo, refirió que es necesario que desde el gobierno federal se presenten ajustes en las políticas económicas para transmitir una mayor certeza al sector productivo.

Aunque señaló que Querétaro se caracteriza por mostrar indicadores de crecimiento, en rubros como el de la captación de proyectos de inversión, de haber un retroceso en la economía nacional, el estado no estaría exento de los efectos que ocurran a nivel nacional.

De acuerdo con la representante empresarial, ha comenzado a verse una desaceleración en la actividad económica del país, que entre otros factores, ha influido la incertidumbre que percibe el sector empresarial y que deriva en detener proyectos.

“Si no se corrige el rumbo, sí nos veremos enfrentados a una situación poco favorable económicamente en el país. Querétaro tiene otros rumbos, otros trabajos previos, pero sí, las señales no son positivas (...) Lo que hemos estado pidiendo es un movimiento de timón en las políticas públicas del país, las políticas fiscales, las políticas de atracción de inversión”, refirió.

Jiménez Salcedo señaló que debe haber cambios que generen certidumbre a la Iniciativa Privada; además, instó a replantear proyectos como el aeropuerto en Santa Lucía, la refinería en Dos Bocas y la construcción del Tren Maya.

“Son temas que van a poner una carga económica muy fuerte al país, una deuda que no podríamos manejar, además de un retraso económico y cultural que vamos a tener en cerca de 30 a 40 años”, pronunció.

La presidenta estatal de la Coparmex afirmó que Querétaro muestra un dinamismo distinto al nacional en vertientes como el manejo de deuda pública y en captación de proyectos de inversión.

En tanto, la conformación de la Alianza Centro-Bajío-Occidente se perfila como un elemento que abone al crecimiento del país, aunado a que integra a entidades que se han caracterizado por tener desarrollos económicos por encima del nacional.

[email protected]