Puebla, Pue. El 89% de los 1,900 millones de pesos presupuestados en este año por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) federal para diversos proyectos carreteros en la entidad se han aplicado y quedarán en ejecución tres obras por un monto de 210 millones de pesos.

Las obras que habrán de iniciarse son la primera etapa del distribuidor nueve del periférico con un costo de 190 millones de pesos; la construcción del puente Huauchinango en la Sierra Norte de 60 millones de pesos y el libramiento Serdán con una inversión de 77 millones pesos.

El delegado de la SCT, Roberto Grajales Espina, comenta a El Economista que en total fueron siete las obras consideradas para este año en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para el estado, mientras que en 2011 se invirtieron 2,000 millones de pesos.

Durante el sexenio, dio a conocer que se invirtieron cerca de 12,000 millones de pesos para mejorar e incrementar la infraestructura carretera en el estado que está conformada por 5,000 kilómetros, de los cuales 1,093 kilómetros son tramos federales.

Al respecto, puntualiza que la red federal se incrementó 25% durante la administración de Felipe Calderón Hinojosa.

Destaca que en el presente año se arrancaron las construcciones del tramo C del anillo periférico, que implicó una inversión de 100 millones de pesos; el distribuidor vial 8 Anillo Periférico Puebla-Tehuacán tercera etapa con un costo de 90 millones de pesos; la carretera Puebla-Huajuapan de León, de 220 millones de pesos y la mejora del tramo Puebla-Atlixco del kilómetro cero al 3,000.

Comenta que estas obras tienen avance del 90%, las cuales serán entregadas en los próximos meses y que a pesar de las lluvias no hubo atrasos significativos, ya que se iniciaron a principios de año.

Anticipó que en el caso del puente Huauchinango y el libramiento Serdán, serán iniciados los trabajos en las próximas semanas, así como la primera etapa del distribuidor nueve del anillo periférico que entroncará con la autopista Puebla-Orizaba.

Refiere que en la conclusión del distribuidor 8 y el tramo C del periférico se han erogado en los últimos dos años casi 400 millones de pesos, mientras que en la Atlixco-Izúcar , la vía más importante de comunicación con Morelos y Guerrero se invirtieron de 2008 a la fecha 800 millones de pesos, de los cuales 150 millones de pesos fueron para hacer un entronque, el cual da entrada a la mixteca poblana.

Con respecto al mantenimiento de las carreteras federales que pasan por esta entidad, menciona que se ha ejercido el 85% de los 200 millones de pesos para conservación de esta infraestructura que la presente temporada de lluvias fue benévola para no generar afectaciones con derrumbes.

Grajales Espina menciona que hay obras federales de varias etapas como el distribuidor 9 del periférico, por lo que la próxima administración federal debe darle continuidad para concluir este proyecto que servirá de salida de la angelópolis por la zona poniente.

Desde su punto de vista será importante que para el 2013 se generen más carreteras alimentadoras para las poblaciones del estado, las cuales en el sexenio federal se incrementaron 20%.