La gobernadora Claudia Pavlovich Arellano envió al Congreso estatal la iniciativa para construir la Desaladora Sonora, bajo el esquema de Asociación Público Privada (APP), proyecto para el cual se cuenta con 350 millones de pesos de recursos federales a fondo perdido, que podrán ser utilizados.

Con dicha iniciativa, se plantea abastecer de agua potable a Guaymas y Empalme, y posteriormente ampliar sus módulos para abastecer a otras regiones del estado, como Hermosillo.

La mandataria señaló el déficit actual en cuanto a dotación de agua potable de los habitantes de Guaymas y Empalme, que no les permite cubrir las necesidades de uso y consumo para los hogares, la industria y el comercio.

Expuso que, como consecuencia de su condición geográfica y climatológica, los municipios mencionados no cuentan con agua superficial, razón por la que su única fuente sustentable de abastecimiento es la captación de agua proveniente de los acuíferos San José de Guaymas y Boca Abierta, los cuales enfrentan un problema de abatimiento y sobreexplotación.

No existen fuentes superficiales, ni pozos particulares en Guaymas y Empalme, por lo que el suministro de agua por fuentes alternas el abastecimiento de agua por pipas no existe , se lee en la iniciativa.

Capacidad de producción

Se prevé desarrollar la Desaladora Sonora, proyectada como planta de ósmosis inversa, ubicada en El Cochórit -municipio de Empalme-, con una inversión total estimada en 704 millones de pesos, para producir, en su primera etapa, 200 litros por segundo de agua potable.

La iniciativa detalla que requerirá la adquisición de 20 hectáreas de terreno para albergar la desaladora.

Son los municipios de Guaymas, Empalme y Hermosillo, entre otros, quienes deben estar contemplados en un proyecto gradual que, de acuerdo a la conformación de módulos que integran el total del proyecto, reciban los primeros beneficios tecnológicos de producción de agua desalada , refiere el documento.

Además de mencionar que el problema en sí, debe ser atendido entonces desde diversas perspectivas, válidas todas, que nos deben permitir la implementación de una solución estructurada, paulatina, pero que a la postre permita atender a todas las regiones sin afectar las reservas y dotaciones que actualmente se mantienen .

Problemática y soluciones

De acuerdo al gobierno del estado, entre los problemas que tienen los municipios de Guaymas y Empalme se encuentra que las fuentes de abastecimiento con hasta 75.5% de sobreexplotación y no es posible aumentar la extracción de agua subterránea, ni la posibilidad de obtener concesiones de extracción o aumentar caudales.

Por otra parte, el sistema de la Desaladora Sonora proyecta la captación y/o extracción de agua salina, la conducción de alimentación a una planta, bombeo de alta presión, módulos de membranas, unidad de pretratamiento y unidad de pos tratamiento; así como tanques de almacenamiento, línea de conducción de agua potable, y obras e instalaciones complementarias.

[email protected]economista.mx