El monólogo teatral Cáncer de Olvido, protagonizado por el actor Roberto Sosa, fue presentado ayer en la Facultad de Contaduría y Administración de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), como parte de la muestra de cine denominada segunda Muci-FCA .

Este evento destinado al séptimo arte comenzó ayer y continuará hoy, con un amplio programa en el que habrá mesas de diálogo, conferencias y la presentación de producciones universitarias e independientes.

En conferencia de prensa, el actor Roberto Sosa, el dramaturgo Víctor Salcido, el director Víctor Gómez y la actriz Evangelina Martínez afirmaron que durante dos años de presentaciones no han sido censurados, aun cuando es una propuesta crítica del sistema político vencido y con un debate entre ser contestatario o venderse al aparato de Estado.

Aseveraron que lo único que ha sucedido fue cuando un legislador del blanquiazul boletinó en la Cámara de Diputados que Cáncer de Olvido miente, no la vayan a ver, no reconoce al México actual , y fuera de eso no ha sucedido nada, al contrario, ha sido apoyada por las autoridades culturales del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), que pertenece al sistema, comentó Víctor Gómez.

En este sentido, Roberto Sosa aceptó que, de cierto modo, como actores son cínicos, estamos siendo apoyados por una institución gubernamental y al mismo tiempo la estamos criticando. Es menester cuestionarlas, si no, mal haríamos de creer que todo lo hacen bien .

En el monólogo se cuestiona a instituciones como la Iglesia; el presidencialismo; los partidos políticos de derecha e izquierda; los medios de comunicación; la educación; la militarización, y a grupos subversivos extremistas terroristas.

Todo esto con sentido del humor, con la capacidad que tiene el mexicano de reírse de sus propias fatalidades.

Es una obra que está planteada en un México poselectoral, que conforme más avanzan las elecciones, más vigencia adquiere , afirmó Roberto Sosa.

Acotó que el olvido individual es una constante que influye en el país y no hay memoria histórica, razón por la que estamos destinados a cometer los mismos errores, donde vienen políticos con situaciones terribles. Sexenio tras sexenio, se ?nos olvidan y se repiten las historias del colectivo, es un cáncer , acotó.

elvia.buenrostro@eleconomista.mx