Monterrey, NL. Para la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León la elección del 1 de julio será el punto de partida para lograr reformas en el marco jurídico y políticas que impulsen el crecimiento económico y el desarrollo social, ante un ambiente más incierto y competitivo.

Por ello, propuso a los candidatos a la Presidencia de la República, a diputaciones federales y senadurías, la Agenda del Sector Industrial 2018, según un comunicado del organismo.

El objetivo es alcanzar un crecimiento económico superior al inercial, que se traduzca en más empleos y mejor remunerados y que propicie un desarrollo social incluyente, afirma el organismo.

Por un lado, explicó las pequeñas y medianas empresas son fundamentales para la economía del país; no obstante, los recursos para este segmento han sido reducidos hasta en un 65%.

Dijo que el Fondo Nacional del Emprendedor se redujo de 11,000 millones de pesos en 2014 a 4,000 millones de pesos este año.

Ante ello, propone que se devuelvan los recursos de este fondo en beneficio de las Pymes y alcanzar 15,000 millones de pesos de presupuesto para 2019.

 Fortalecer innovación

Consideró que es necesario que el país fortalezca los esfuerzos en materia de innovación ante la tendencia de la Industria 4.0 que traería enormes beneficios para el país.

Si se suma el gasto público y privado, sólo se destina alrededor de 53,000 millones de pesos a este tema, lo que representa el 0.29% del Producto Interno Bruto.

La Cámara propone incrementar el gasto público en este rubro e incentivar el privado para alcanzar el 1% del PIB actualmente requerido por ley.

Otras propuestas

Bajo un ambiente de proteccionismo e incertidumbre que se experimenta con los socios comerciales, es necesario explorar nuevos mercados.

Caintra propone la generación de estímulos, apoyos y capacitación que permitan redireccionar más de 40,000 millones de dólares de exportaciones hacia otros países, un 10% de lo que actualmente exportamos. 

Nuevo León

En cuanto al estado de Nuevo León, propuso que la Federación promueva los mecanismos que faciliten un mayor monto de recursos para el estado, considerando sus necesidades. Puesto que desde hace años, ha recibido menos recursos que otras entidades industriales.

Por ejemplo, en 2017, Nuevo León recibió, entre participaciones federales y aportaciones, 44,000 millones de pesos, en cambio, Jalisco recibió 65,000 millones y el Estado de México 130,000 millones.