Cancún, QRoo.- Pese a que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) anunció que iniciará una inspección al terreno El Tucán donde se construye el complejo comercial Dragon Mart, en octubre del 2012 la dependencia ya había realizado un procedimiento en el que no encontró ninguna irregularidad en materia forestal.

El expediente, con número PFPA29.3/2C.27.270095-12, establece que no existe irregularidad alguna , luego de que el apoderado legal Carlos Castillo Medrano presentó documentación probatoria sobre los cambios de uso de suelo para el aprovechamiento en diversas etapas dentro del predio denominado El Tucán.

Los inspectores de la Profepa encontraron la remoción de vegetación forestal, en un ecosistema de selva, en una superficie de 200 hectáreas, de las cuales 50 hectáreas comprenden un banco de material pétreo antiguo. En la superficie restante, 150 hectáreas, se observó desprovista de vegetación forestal.

En tal razón, del cúmulo de probanzas reseñadas, se desprende que no existen irregularidades que pudieran ser sancionadas administrativamente , concluye el documento .

PUNTO DE ACUERDO

Sin embargo, el punto de acuerdo del que se deriva la nueva inspección anunciada por Profepa al predio El Tucán solicita entre otras cosas que se determine si el proyecto debe someterse a evaluación de impacto ambiental ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, situación que no fue observada ni abordada en el resolutivo del 2012.

Solicita también que se informe por qué la Profepa determinó que no es de su competencia determinar si el proyecto Dragon Mart debe someterse a evaluación ambiental de carácter federal.

Juan Carlos López, director y socio comercial de Dragon Mart, informó a este medio que ninguno de los procedimientos contra el proyecto han detenido la obra y que el próximo 16 de marzo colocarán la primera piedra de lo que será la estructura principal de este complejo.

jvazquez@eleconomista.com.mx