Querétaro, Qro. El crecimiento urbano y poblacional de Querétaro ha elevado la deseabilidad de la tierra, derivando en la especulación e incremento de los costos.

A esto se suma la creciente demanda habitacional que enfrenta el estado, así como de servicios y zonas industriales, que a la vez inciden en el encarecimiento del suelo, explicó el director de Catastro de la entidad, José Luis Alcántara Obregón.

El municipio metropolitano de El Marqués es uno de los que reportan un mayor aumento en el costo de la tierra.

Señaló que el crecimiento del estado se potencia en la zona circundante al Aeropuerto Intercontinental de Querétaro, impulsando un polo de desarrollo para los municipios tanto de El Marqués como de Colón.

Una ciudad tan deseable como Querétaro, aquí los agentes inmobiliarios son conscientes de que la deseabilidad implica que el precio del suelo se empiece a elevar, entre más personas requieran vivienda, espacios para usos productivos, industria, comercio, las zonas de mejor ubicación empiezan a generar deseabilidad y los precios se empiezan a elevar, muchas veces con especulación , expuso.

Ejemplificó que el establecimiento de plazas comerciales, así como de grandes desarrollos inmobiliarios, influyen en elevar los precios de predios colindantes a las construcciones. Las cotizaciones de los inmuebles, dijo, incrementan de acuerdo con su ubicación.

Alcántara Obregón refirió que en la capital, en la zona en la que confluye el Boulevard Bernardo Quintana y Centro Cívico, el metro cuadrado se cotiza hasta en 10,000 pesos.

Actualización catastral

En este contexto, anunció que se desarrolla un proyecto de actualización que implicó vuelos aerofotogramétricos, para contar con una fotografía de alta definición de la cartografía de la entidad.

Este proyecto requirió de una inversión de 50 millones de pesos, entre recursos federales y estatales; para ello se efectuaron 1,200 kilómetros cuadrados de vuelo, sobre la zona metropolitana de Querétaro, así como en el corredor industrial que integra a El Marqués, Pedro Escobedo y San Juan del Río.

La información recabada será compartida con instancias tanto municipales como estatales, tal es el caso de la Comisión Estatal de Aguas, Comisión Estatal de Infraestructura, Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas y municipios.

viviana.estrella@eleconomista.mx