Puebla, Pue. La pandemia del Covid-19 propició que 50 gasolineras estén a punto de quebrar, luego de más de tres meses de contingencia, debido a las bajas ventas que en algunos casos no superaban el 50%, afectación que ni el huachicol logró en poco tiempo, ya que por ese delito, desde el 2017 a la fecha han cerrado alrededor de 150 estaciones, reveló la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo).

Rafael Zorrilla Alanís, presidente del organismo en Puebla con 350 socios, dijo que la situación es preocupante, con todo y que al principio de la pandemia, entre finales de marzo y abril la baja en precios de los combustibles y los empresarios del sector esperaban más consumo, pero no ocurrió porque las familias se confinaron y rubros productivos importantes para el estado como el automotriz, textil y de la construcción pararon.

Refirió que desde mayo empezaron a ver un escenario complicado, cuando no veían señales de que se reactivaran las empresas que son las que compran 40% de las gasolinas.

Al menos 70% de esas gasolineras con números rojos se encuentran en la ciudad de Puebla, donde también está la incidencia de contagiados de Covid-19, cuyo futuro de cierre en las próximas semanas se irá viendo y de manera irreversible para los empresarios que tienen una estación como su única fuente de ingresos, expuso.

Además, dijo, tuvieron que reducir de tres a dos turnos por instrucción de la autoridad local para inhibir los contagios entre el personal, ya que los trabajadores se mueven en transporte público, sin que a la fecha algunas estaciones de la zona metropolitana tengan a 100% de la plantilla.

Bajo consumo

Zorrilla Alanís dijo que los precios se han venido estabilizando pero el consumo es bajo, porque las familias están saliendo poco a traer lo más indispensable y las empresas están operando a 50% de la capacidad en flotilla.

“Estamos viendo que un particular llenaba el tanque de su automóvil con 600 pesos en promedio, lo cual alcanzaba para toda la semana y ahora al mantenerse en confinamiento y hacer trabajo desde casa implica que ese combustible alcance hasta para 15 días”, apuntó.

El dirigente de la Onexpo dijo que a todos los sectores productivos les está afectando la pandemia y a las estaciones de gasolina que no han dejado de funcionar también les genera un impacto que ahora tiene a 50 al borde de cerrar.

Destacó que 20 inversiones de nuevos expendios de combustible se cancelaron en esta contingencia, considerados para la Angelópolis y la zona metropolitana, sin una fecha para reactivarlas, aunado a que la Comisión Reguladora de Energía frenó las sesiones para la liberación de permisos.

Indicó que hay 10 estaciones en construcción y casi listas para comenzar a operar pero en el peor de los momentos, porque las ventas están caídas y eso puede desmotivar a los empresarios, ya que funcionarán con bajos ingresos por lo que resta del año o mientras no se reactiven el resto de las actividades productivas.

[email protected]

kg