Puebla, Pue. Alrededor de 450 negocios que representan 2,800 empleos directos, desde restaurantes hasta hoteles, aún se encuentran cerrados sólo en el municipio de Puebla porque a más de un año de la pandemia de covid los dueños consideran que no tienen las condiciones económicas para reabrir y no ven certidumbre de las autoridades para mantener el aforo de 60%, lo cual consideran importante para operar, dijo el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Ignacio Alarcón Rodríguez Pacheco.

Explicó que aunque el estado tiene poco más de dos semanas en color verde del semáforo epidemiológico, no es signo de tranquilidad para los empresarios, aunado a que enfrentan problemas de deudas y salarios porque esperaban regresar a las actividades en septiembre pasado.

Indicó que no quisieron tomar la opción de buscar préstamos porque “era un riesgo hacerlo cuando las ventas eran mínimas y los bancos no esperan a que te niveles en ganancias, ellos te cobran al siguiente mes y por eso descartaron hacerlo”.

Mencionó que 30% de los 450 negocios esperará hasta julio para valorar si el panorama epidemiológico continúa con casos de contagios a la baja para determinar reabrir o no, lo que pudiera representar la incertidumbre de 900 empleos.

“Aún no les dan las cifras para abrir. Están esperando que los aforos sean arriba de 60% para que puedan tener números más productivos y sacar el provecho necesario a la capacidad instalada de cada negocio”, ahondó el presidente del CCE.

Además, exhortó al gobierno estatal a que sea más flexible en cuanto a requisitos para créditos, porque las empresas estarían dispuestas a realizar solicitudes, ya que con la banca comercial ven más riesgos de no poder cumplir por los altos intereses que cobran.

Alarcón Rodríguez reconoció que en general el sector empresarial se mueve en un ambiente de incertidumbre sobre el rumbo que tomará la economía en el segundo semestre, pero no pierden la confianza de que vaya mejorando y, con ello, considerar retomar otras inversiones.

No obstante, consideró que otros estados van más avanzados en la recuperación económica, porque han consolidado una estrategia entre Iniciativa Privada y las autoridades locales, lo que en Puebla se requiere aterrizar de mejor forma.

Indicó que el regreso a clases presenciales puede ser un detonador para la economía porque se rentan departamentos, casas y locales.

estados@eleconomista.mx