Puebla, Pue. Ante la escasez de obra pública en el presente año, que ha puesto al borde de la quiebra a por lo menos 30 firmas de las 300 que tiene la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Puebla, el organismo presentará al gobierno estatal un paquete de 150 proyectos para que sean consideradas en el presupuesto del 2020.

José Antonio Hernández González, presidente de la CMIC en el estado, comentó que hay preocupación por la situación de esos socios que se encuentran en números rojos desde julio pasado por la baja actividad y que ha traído como consecuencia despidos de personal.

Por la incertidumbre de cómo vendrá el presupuesto para el tema de obras, solicitarán una reunión con el titular de la Secretaría de Infraestructura estatal, Heliodoro Luna Vite, a fin de conocer su plan de trabajo, pero a la vez, entregarle ese banco de proyectos en carreteras, calles, agua potable, plantas de tratamiento, vivienda, escuelas, hospitales y parques.

Hernández González indicó que esas propuestas son un acumulado de tres años y para presentarlo a la autoridad poblana en funciones, sólo actualizaron conforme a las necesidades prioritarias en materia de infraestructura, “con 70% para la zona metropolitana porque en algunos casos son obras intermunicipales y el resto aplicables para el interior del estado”.

“Desde el 2001, no se veía esta crisis en el sector, esto de acuerdo con la dirigencia nacional, lo cual compartimos para el caso de la entidad poblana, situación que ha llevado a algunos empresarios a tener casi nula actividad y están tratando de mantenerse vigentes por la obra privada”, mencionó.

Aseveró que la inversión por parte de los gobiernos estatal y federal en infraestructura cayó 19% en lo que va del año y para el 2020 se estima que sea de 30% la disminución.

Cita con urgencia

José Antonio Hernández insistió en la urgencia de tener una cita con las autoridades poblanas para saber qué les depara en el 2020 a los constructores; también quieren contribuir con propuestas factibles acordes a los lugares donde han detectado que se necesita obra.

La CMIC, según el dirigente local, detectó que al menos 62 de los 217 municipios, que conforman el territorio poblano, los gobiernos estatal y federal no han invertido en ellos durante una década; mientras que a San José Chiapa, donde se instaló la planta Audi desde el 2014 y la propia capital poblana se destinaron más de 1,000 millones de pesos.

“En donde está la armadora hubo una fuerte intervención en el tema carretero para mejorar la conectividad con la autopista México-Puebla y Perote, Veracruz, para las actividades logísticas, esto desde el 2014 a principios del 2016, ya que en septiembre de ese año inició operaciones, pero las obras, en su mayoría, fueron hechas por foráneas”, recordó.

[email protected]