Guadalajara, Jal. Al menos la mitad de las 80 empresas establecidas en el corredor industrial de El Salto resultaron afectadas por la disminución en el suministro del gas natural a 80% y, como medida de solución temporal, algunas de ellas analizan la posibilidad de reconvertirse a gas LP.

El presidente de la Asociación de Industriales de El Salto (AISAC), Raúl Güitrón Robles, señaló que, de momento, no se pueden cuantificar los daños materiales, aunque afirmó que algunas empresas se vieron obligadas a parar líneas de producción por la falta del energético.

Frente a la contingencia, demandó la intervención de las autoridades estatales y federales para resolver el problema de manera definitiva, toda vez que el desabasto del energético ya les había afectado en anteriores ocasiones.

Por su parte, dijo, las autoridades estatales deben buscar alternativas de solución “a fin de mantener la planta productiva que se ha visto seriamente amenazada por los efectos negativos de la pandemia del Covid-19”.

Güitrón Robles indicó que las más afectadas por la falta de suministro de gas natural han sido las empresas medianas y grandes de los sectores químico, automotriz, metal-mecánico y alimenticio.

Aunque no precisó el monto de las pérdidas, señaló que el desabasto de gas natural por tiempo indefinido genera un impacto en los costos de producción y retraso en la entrega de productos.

Las empresas instaladas en el corredor industrial de El Salto fabrican neumáticos, equipos electrónicos, productos químicos y farmacéuticos, chocolates, autopartes, vehículos y motocicletas; en conjunto generan 59,000 empleos directos. Se encuentras, entre otras, firmas como Honda, Urrea, Hershey y Grupo Recal.

estados@eleconomista.mx