Puebla, Pue. Para subsistir en plena pandemia del Covid-19 al estar frenados los pedidos de tiendas departamentales y exportaciones, la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive) delegación Puebla-Tlaxcala, reportó que entre 40 y 50% de 1,786 empresas afiliadas migró a la fabricación de cubrebocas, batas, cofias, cubre zapatos, entre otros productos.

Federico Carmona Ocañas, presidente del organismo, dijo que la reconversión a realizar artículos de salud es la única alternativa para seguir operando, aunque sea a 30% de la capacidad productiva o de lo contrario quebrarán; situación que perjudicaría a cientos de personas que dependen de la maquila en Puebla, la cual genera alrededor de 40,000 empleos.

Mencionó que hasta personas que no están en el gremio se metieron a la confección de esos productos para obtener algo de ingresos, aunque la ganancia no es igual respecto a la confección de ropa de temporada para las grandes cadenas departamentales y tiendas de autoservicio, las cuales suspendieron los pedidos desde que se hizo la declaratoria de emergencia sanitaria el 30 de marzo.

El presidente de organismo explicó que exportar estos productos para el sector salud de otros países no es costeable, por ello se enfocan al mercado local y después al nacional.

Comentó que seguirán en esa producción hasta que se supere la emergencia sanitaria, para lo cual no ven una fecha tentativa.

“Las empresas poblanas quieren contribuir a que se mantenga el abasto de esos artículos  y evitar que los precios se disparen ante la escasez, lo cual se vio al principio de la pandemia, porque un solo cubrebocas que costaba dos pesos, se llegó a vender hasta en 10 pesos, que para una familia de escasos recursos se convierte en un lujo y por eso no lo adquieren, quedando expuestos ante el Covid-19”, ahondó.

Alta demanda

Asimismo, explicó que la demanda semanal de cubrebocas es hasta de 1 millón a nivel local, por ser de uso corto sobre todo en el sistema hospitalario, los cuales junto con otros productos se hacen por fábricas en Puebla y Tehuacán.

Entre esas dos localidades generan 12,000 empleos, los cuales están en tres turnos para cumplir con los pedidos a tiendas de autoservicio, distribuidores de material médico y farmacias, expuso.

Agregó que están trabajando con la Cámara de la Industria Textil (Citex) para que se mantenga el abasto de materias primas, ya que también se tienen que producir batas y otros artículos.

Carmona Ocañas dijo que el material ocupado para las mascarillas es la tela indiolino, que puede ser lavable y en las instituciones de salud es necesario por la atención de pacientes.

Puntualizó que al considerarse empresas esenciales por la autoridad federal, han tomado las medidas necesarias para proteger al personal de los distintos turnos, tan es así que no se han presentado casos de contagios en las fábricas del sector.

Indicó que el resto ha determinado parar, aunque la situación económica es insostenible y algunas deberán hacer despedidos de personal porque tampoco pueden seguir pagando la mitad de salario en estos paros.

[email protected]

kg