Las entidades federativas necesitan políticas públicas en materia de movilidad. Para ello, los sectores público y privado deben unirse, coincidieron autoridades y empresarios durante la inauguración de la edición XI del Congreso Internacional de Transporte.

Jesús Padilla Zenteno, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) de Ciudad de México, explicó que ante el panorama actual, donde hay mayor población pero también menos recursos naturales, se necesita generar políticas públicas que privilegien el uso del transporte público sin afectar el medio ambiente, contemplando la participación de la Iniciativa Privada (IP).

“Necesitamos impulsar una política de movilidad integral y amigable. Nos toca como IP promover que haya en todo el país un sistema de movilidad eficiente. El transporte público debe ser eje transversal de las políticas de desarrollo locales y federal”, afirmó en la inauguración del congreso.

El empresario detalló que existen cuatro pendientes en materia de movilidad que deben resolverse. El primero de ellos es inversión pública para componente tecnológico, en donde la autoridad debe apostar por vehículos eficientes.

Respecto a los incentivos fiscales y subsidios, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público debe ayudar con la reducción en las tarifas de los impuestos y en apoyo a los gobiernos locales, ya que muchas autoridades estatales enfrentan los altos costos que representa manejar el transporte público. Éstos ayudan a las empresas a que no caigan en la bancarrota.

“También se necesita una política nacional tarifaria sobre cómo resolver los costos del peaje. Debe verse la posibilidad de homologar. Otro punto es que se necesita certidumbre para la creación de proyectos de movilidad (...) que se cumplan las fechas para realizar las obras”, acotó.

Padilla Zenteno señaló que los daños de un mal sistema de transporte público “son inmensos y diversos”.

Por ejemplo, en la capital del país se pierden 33 millones de horas hombre, lo que equivale a pérdidas económicas de 120,000 millones de pesos anuales, acotó.

Diálogo

Por su parte, Mariana Orozco Camacho, coordinadora de la Estrategia de Movilidad Urbana Sustentable de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, reconoció que el país y los estados necesitan políticas públicas a favor de la movilidad.

“Se necesita un diálogo entre sectores y se necesita coordinación. Actualmente, la autoridad federal ha trabajado con congresos locales y gobiernos estatales para establecer las reglas del juego (...) Recordemos que en el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 está el eje desarrollo sostenible”, puntualizó.

[email protected]