Monterrey, NL. El decreto de estímulos fiscales de la zona libre de la frontera norte que entró en vigor en enero lo recibe una minoría de contribuyentes, ya que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público impuso muchos requisitos para aplicar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) al 8% y el Impuesto Sobre la Renta (ISR) al 20%, coincidieron especialistas.

Además, se dio muy poco tiempo para que las empresas interesadas en tener acceso a los incentivos fiscales dieran aviso a la SHCP, en el caso del IVA antes del 7 de febrero y para el ISR hasta el 31 de marzo, indicaron.

Aunque ya se amplió el plazo para presentar el aviso para obtener el estímulo en materia del IVA, al 30 de junio de 2019, “cuando se cumplió el primer plazo sólo habían dado aviso 133,000 contribuyentes”, afirmó a El Economista, Marco Pérez Valtier, socio de Economía en el despacho Pérez Góngora y Asociados.

“Esto lo que nos hace ver es que la respuesta ha sido muy baja por parte de los contribuyentes, porque el esquema creo que se hizo con toda la intención de que fueran pocos los que se beneficiaran con este estímulo fiscal”, opinó el también integrante del Colegio de Economistas de Nuevo León.

Por su parte, Jorge Lera Mejía, investigador de la Universidad Autónoma de Tamaulipas comentó a El Economista que son muchos los requisitos para que los empresarios puedan acceder a dichos beneficios fiscales, así como lograr que se puedan homologar los precios de los energéticos con Estados Unidos.

Recordó que el Presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció el pasado 26 de marzo, que la SHCP impuso muchos requisitos a empresas instaladas en la frontera norte para acceder a apoyos fiscales, y que esto ha generado preocupación entre la iniciativa privada de la región fronteriza.

Ambos especialistas coincidieron en que entre los requisitos que se exigen a las empresas se contempla que el contribuyente tenga 18 meses de antigüedad en el domicilio en la frontera y que el 90% de sus ingresos se generen en la frontera.

Otro requisito es que la empresa no haya tenido proveedores de la “lista negra de Hacienda”, es decir aquéllos que simulan operaciones.

IVA en gasolinas

Por otra parte, El estímulo del IVA al 8% se está aplicando a los combustibles en la zona libre y lo están pagando los importadores de gasolina y Pemex en las diferentes terminales de abastecimiento, afirmó a El Economista, Carlos Villarreal, socio del despacho Santos Elizondo.

“Esto está haciendo que el precio sea menor para competir con el otro lado de la frontera, al momento en que se baja el IVA al producto y lo correspondiente al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios”, explicó.

Sin embargo, como este proceso es relativamente nuevo aún hay empresas que están revisando su funcionamiento, sobre la devolución del IVA.

“Al momento que cruzan el combustible en frontera tienen que pagar el 16% y si aplican el estímulo hay una devolución, pero todavía algunas empresas están en la parte de que el gobierno se está tardando en hacer la devolución y eso les afecta en los flujos de operación”, opinó Carlos Villarreal.