Puebla, Pue. El exsecretario de Desarrollo Rural del estado, Alberto Jiménez Merino, asegura que es necesario impulsar nuevas opciones productivas en Puebla. Destaca que la crianza de búfalos de agua es opción viable para poner en marcha, pues en los dos años que se desarrolló –del 2006 al 2008- generó hasta 1,000 cabezas para comercializar.

Entrevistado por El Economista, recuerda que cuando estuvo al frente del agro poblano, del 2005 al 2008, se puso en marcha ese proyecto con 200 animales distribuidos en módulos que se abrieron con ganaderos de los municipios de Xicotepec, Venustiano Carranza, Hueytamalco y Ayotoxco, ya que, por las características de esa especie, se adaptaba a zonas cálidas y secas.

Refiere que el objetivo era impulsar el desarrollo y desempeño de las actividades agropecuarias en el estado, al usarlos como animales de trabajo, además de aprovechar los diversos productos que derivan de este ganado, tales como carne y leche.

En el tiempo que estuvo al frente de la dependencia estatal, se llegó a tener hasta 1 millar de esos animales, agrega.

Sin embargo, sostiene que cuando dejó el gobierno para buscar ser Diputado federal por el Distrito de Izúcar de Matamoros, ubicado al sur de Puebla, se dejó de apoyar.

ÉXITO EN OTROS PAÍSES Y ESTADOS

En países como Argentina, en América Latina, y Afganistán, Pakistán e India, en el Medio Oriente, los productores adoptaron bien la especie para su consumo. Y es que -acota- la carne tiene menos grasa que la de una res común.

Menciona que Chiapas, Veracruz, Zacatecas y Tabasco se tiene la producción de estos animales.

SIN CONTINUIDAD

El aún legislador poblano dice que ni la administración pasada en sus últimos dos años ni la entrante dieron continuidad a ese proyecto, el cual -indica- tiene amplias posibilidades de desarrollarse, aun en condiciones adversas.

Asegura que esa opción productiva puede ser viable para el sector pecuario de algunas regiones con problemas para comprar forraje de calidad y que tienen limitado apoyo gubernamental.

miguel.hernandez@eleconomista.mx