Puebla, Pue. Necesario invertir más en sectores como turismo y servicios en lugar de sólo depender de las industrias automotriz y textil para poder aspirar a alcanzar la media nacional en materia de competitividad, coincidieron empresarios.

De acuerdo al Instituto Mexicano para la Competitividad A.C (IMCO) en su evaluación bianual del 2010, la entidad se encuentra en el lugar 24 del índice general, cuyas fortalezas en los sectores económicos son la industria manufacturera, maquiladora y exportación.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) estatal, Francisco Rodríguez Álvarez, reconoce que se ha potencializado la industria automotriz con más inversiones de Volkswagen de México y sus proveedoras de autopartes, al igual que el sector textil que ha inyectado capital para modernizarse en los últimos nueve años.

Sin embargo, agrega que en infraestructura pública apenas desde el 2011, con el cambio de gobierno local, se empiezan a tener fuertes inversiones para darle un nuevo rostro a la ciudad, que puede ser factor para atraer más turismo y que ello motive a los prestadores de servicios –hoteles y restaurantes- para apostar por mejorar sus instalaciones.

El año pasado, se invirtieron alrededor de 2,500 millones de pesos en infraestructura para la angelópolis, entre las obras que destacaron son la construcción del viaducto Ignacio Zaragoza y el distribuidor vial México-Puebla, que costaron 550 y 777 millones de pesos, respectivamente.

Comenta que en turismo, todavía se tienen rezagos en infraestructura a pesar de que Puebla es una entidad rica en oferta de sitios naturales y arquitectónicos, pero no se tiene la capacidad para recibir a más visitantes, sobre todo en temporadas altas, porque no hay suficientes cuartos de hotel .

Datos de la Secretaría de Turismo estatal mencionan que en la ciudad capital hay 24 hoteles de cinco estrellas, con 1,735 habitaciones; 24 de cuatro estrellas, con 2,005 cuartos, 35 de tres estrellas, con 636 habitaciones, 10 de dos estrellas, y 24 de una estrella, lo que hace una oferta total de 8,126 espacios.

La infraestructura hotelera total de la entidad es de 36 de cinco estrellas, 53 de cuatro, 110 de tres, 68 de dos y 83 de una, lo que significa un total 11,806 habitaciones.

Por su parte, el presidente local de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Carlos Montiel Solana, comenta que el sector privado está apostando por la generación de clúster en el sector automotriz, textil y diseño, los cuales ayudarán a elevar la competitividad local, pero también se tiene que aprovechar lo que se tiene para contribuir a mejorar el posicionamiento del estado a nivel nacional.

Comenta que el turista no sólo busca lugares para conocer sino también para atenderse en el tema de salud, siendo que en la angelópolis el sector hospitalario va creciendo, lo que puede ser atractivo para atraer a los que viven en el sur del país, quienes después del Distrito Federal ven como opción a Puebla para buscar médicos.

Al respecto, el investigador de la Escuela de Negocios de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (Upaep), Marcos Gutiérrez Barrón, menciona que la competitividad está asociada con la infraestructura, a la cual el gobierno local tiene que dar mayor fortaleza y que involucre a los centros productivos, para hacer más fácil y eficiente sus operaciones.

Considera que las inversiones públicas tienen que canalizarse más a servicios, lo que puede redundar en traer más inversiones, pero tiene que haber una expectativa a largo plazo y no sólo pensarse en hacer proyectos cortoplacistas como parte de un sexenio.