Cancún, QR. La defensa jurídica de los 113 niños que ganaron la suspensión definitiva de las obras del megaproyecto de 500 millones de dólares Malecón Tajamar, interpuso el recurso de revisión en contra de la fianza de 21 millones de pesos que les fijó el cuarto juez de distrito en Cancún, Miguel Nahim Nicolás Jiménez, como garantía para salvaguardar los intereses de los terceros involucrados en el litigio.

Aunado a ello, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), promotor del proyecto, solicitó a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales una ampliación de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) de Malecón Tajamar, pues la que actualmente tiene el terreno cuenta con vigencia hasta febrero de 2016.

Aracely Domínguez, dirigente de la Asociación Civil Grupo Ecologista del Mayab (GEMA) dijo que en caso de que Fonatur no obtenga la ampliación de la MIA se vería obligado a la tramitacion de una nueva que lo obligaría a replantear el proyecto, pues tendría que acatar al pie de la letra las disposiciones incorporadas a la Ley General de Vda Silvestre en 2008 que prohíben claramente la remoción, tala o devastación del manglar por ser una especie amenazada, y justamente los predios que ocupa hoy el malecón tienen amplias zonas de manglar y humedales.

El Malecón Tajamar es un proyecto que financió Fonatur entre 2005 y 2008 con más de 500 millones de pesos en urbanización e introducción de servicios. Los amparos promovidos en septiembre de este año mantienen paralizados 23 proyectos inmobiliarios de desarrolladores que adquirieron los predios urbanizados por Fonatur para hacer centros comerciales, condominios, una zona residencial, y una basílica de la iglesia católica al interior de este complejo de 58 hectáreas.

Recurren A Otros Recursos Legales

La defensa de los menores alega que el juez de distrito siguió un tradicional criterio mercantilista al fijar una fianza que hace muy difícil para los menores conseguir el monto, violando el artículo 25 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

En el recurso de revisión turnado al Tribunal de Circuito, la defensa pregunta ¿con qué ingreso de los menores se podría cubrir esa garantía de 21 millones de pesos?

Al ser evidente que los niños carecen de los recursos para pagar la fianza, argumentan que el estado debe de proteger y garantizar su crecimiento, por lo que el fallo que concede la suspensión de las obras en Malecón Tajamar se convierte en inútil y hace inefectivo el amparo.

Ante ello, solicitan al Tribunal Colegiado aplicar el control de convencionalidad, con base en los artículos 1,2, y 25 de la Convención Americana de Derechos Humanos.

Confía la defensa en fallo favorable

En las próximas 24 horas, el Tribunal deberá dar a conocer si da entrada al recurso de revisión, explicó el doctor Raymundo Gil.

El también abogado constitucionalista dijo que confían en ganar el amparo y lograr la cancelación definitiva del proyecto, pues el fallo que emitió el juez, independientemente de la aberrante fianza que le fijó a los niños, reconoce que el Malecón Tajamar causaría daños irreparables al ambiente, además de que reconoce el derecho de los niños a un medio ambiente sano, por ello dijo que es muy importante lograr mediante el recurso de revisión revertir la fianza y seguir adelante con el juicio.

[email protected]